Militao-Alaba: el Clásico examina a los herederos de Ramos

Getty

Al Clásico se le han ido sus dos mayores clásicos, Sergio Ramos y Leo Messi. Capitanes hasta el verano de Real Madrid y Barcelona, los dos jugaron su primer encuentro ante el eterno rival en noviembre de 2005, con 0-3 para los culés en un Bernabéu que terminó aplaudiendo a Ronaldinho. Y los dos salieron de los gigantes del fútbol español con dirección a París... y empatados en apariciones, 45, en El partido del siglo.

Directo: sigue aquí el Clásico Barcelona vs. Real Madrid de LaLiga 

TODO SOBRE EL CLÁSICO BARCELONA-REAL MADRID, AQUÍ

Son vacíos, a la luz de los números y de lo simbólico que hay en ellos, casi imposibles de llenar. En el Real Madrid, también sin Varane por su marcha en la última ventana de traspasos, los encargados de hacerlo serán dos: Militao y Alaba. Ambos forman la nueva pareja de centrales de Ancelotti y en el Camp Nou (16:15 horas, Movistar LaLiga) pasarán un test de altura. En este caso el grado de dificultad lo da más la categoría de la cita que el poderío de un Barça que en este punto de 2020 llevaba 25 goles, por los 15 de ahora.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

El artículo sigue a continuación

Mirando atrás, a Ramos no es que le fuera especialmente bien en los Clásicos, con datos marcados por la influencia del mejor Barcelona de la historia: ganó el 33,33%, empató el 22,22% y perdió el 44,44%, cerca de la mitad. Su despedida del equipo al que más veces se enfrentó se produjo, aunque entonces no se supiera, el 24 de octubre de 2020, en un 1-3 fuera en el que hizo el 1-2 (quinto tanto a los culés) tras un penalti cometido sobre él mismo. El domingo, sí, se cumple un año...

Las experiencias de Militao y Alaba contra el Barcelona

Para Militao será el segundo Clásico. Tuvo que esperar a la cuarta oportunidad para estrenarse, el pasado 10 de abril con un nivel espectacular en Valdebebas (2-1). Para Alaba, pretendido en diferentes ocasiones (una en 2021) por el Barcelona, será el primero, pero puede presumir de maestría contra los azulgrana: llega invicto del Bayern, habiéndole ganando en las semifinales de la Champions 2012-13 (4-0 y 0-3) y en los cuartos de la 2019-20 (el célebre 2-8).

Brasileño y austriaco han sido titulares en el centro de la defensa en siete partidos desde agosto, con cuatro goles encajados en ellos. El 1-2 del Sheriff en Europa es lo que afea su conexión, para la que Ancelotti reconoció que se necesita más tiempo. Pero también en Europa, esta misma semana, el dúo ha colaborado en un resultado, 0-5, que avisa a los de Koeman antes de su puesta de largo.