Noticias En vivo
Barcelona

Messi, con el Mundial en el horizonte

9:53 a. m. COT 4/02/18
Lionel Messi Barcelona
Valverde vuelve a dosificarle ante el Espanyol pensando en la larguísima temporada que viene. Ya fue suplente ante Juventus y Sporting.


EDITORIAL

"Cada día hay que cuidarse más" admitía Leo Messi hace un mes, cuando ganó su cuarta Bota de Oro. Venía de ser suplente en el Juventus Stadium, donde el Barcelona se jugaba ser primero de grupo en la Champions League y volvió al banquillo ante el Sporting de Portugal. Ahora, también arranca el derbi ante el Espanyol desde el banco. Sin embargo, esta será la dinámica esta temporada, algo que el propio Messi asume con naturalidad pues no hay que olvidar que el Mundial de Rúsia acecha el próximo verano y tras haberlo ganado todo en el Barcelona, el gran sueño de Messi es poder ser campeón del mundo con Argentina.

Primera suplencia para Leo Messi esta temporada en LaLiga

Porque hacía once años de la última vez que Messi fue suplente en dos partidos seguidos de Champions League. Entonces lucía el dorsal diecinueve y se antojaba como el jugador de época que ha acabado siendo, creciendo en cada temporada para consolidarse como el titularísimo en el que se convirtió cuando llegó Pep Guardiola y le reservó el 'diez' y todo lo que ello implica. Leo Messi siempre estuvo ahí y el Barcelona escribió la página más gloriosa de su historia, sumando la friolera de 31 títulos desde el debut del rosarino en 2004. Sucede que si Messi se lo ha dado todo al club azulgrana ahora es el Barcelona quien busca darle a su estrella lo que más desea, el Mundial. 

Por lo pronto, es el argumento que puede utilizar Ernesto Valverde a la hora de convencer al ultracompetitivo Messi, un jugador que quiere jugar -y ganar- siempre. Luis Enrique Martínez, de hecho, jamás sentó a Messi o le dosificó en el tramo inicial de la temporada, entre agosto y el parón navideño, donde solo fue suplente cuando regresaba de lesión, sin importar si eran unas leves molestias musculares o, más grave, una lesión de menisco que casi le impide a Messi participar en el 0-4 en el Santiago Bernabéu, donde fue suplente tras casi dos meses en el dique seco.

Porque todavía no es tiempo de rotaciones en jugadores tan decisivos. Gerardo 'Tata' Martino, en cambio, se vio obligado ante unas molestias musculares que le hicieron salir del banquillo en dos ocasiones para luego romperse al cabo de pocos días. 'Tito' Vilanova, por su parte, también le sentó dos veces en el tramo inicial de campaña mientras que Guardiola intentaba sentarle por lo menos en un partido entre agosto y las navidades. Nadie se atrevió a sentar a Messi dos veces en tan breve espacio de tiempo hasta la llegada de Valverde.

Cuántos minutos jugó Messi antes de cada Mundial

Pero este es un año de Mundial, algo que obsesiona al argentino y también al Barcelona, siempre pendiente de que su estrella esté lo más contenta posible. No puede darle el título sin jugar pero sí puede allanarle la temporada previa para que llegue lo más fresco posible al tramo final de temporada y al Mundial. Leo tendrá entonces treinta y un años y quién sabe si puede ser la última oportunidad de verle campeón del mundo. Si en el club de su vida pueden ayudarle, que nadie duda que lo harán, un argumento irrefutable y que sirve para convencer a uno de los futbolistas más hambrientos del planeta.