Los arqueros de Argentina en los Mundiales: una historia "negra" de lesiones, cambios y sorpresas

Sergio Romero Willy Caballero España Argentina 27032018
GABRIEL BOUYS/AFP/Getty Images
En plena pandemia, Willy Caballero recordó un hecho que lo dejó marcado para toda su vida, pero es uno más para la historia Albiceleste.

"Sampaoli creyó que sacarme era lo más conveniente, lo hizo y ya está. Si yo fuera fanático lo hubiese mandado a la mierda". Aunque están por cumplirse dos años de la pobre participación de la Selección Argentina en la última Copa del Mundo, para Wilfredo Caballero aún no cicatrizó la herida que provocó el error en el partido ante Croacia, que motivó una decisión fuerte del DT: sacarlo del once titular para que ingrese Franco Armani.

Aunque parezca una medida inaudita, la historia del puesto de arquero en la Albiceleste durante la máxima cita del fútbol está repleta de polémicas, lesiones y ausencias discutidas tanto en tiempos de Eliminatorias, como en los meses previos y hasta durante la propia competencia.

Todo se remonta a 1930, la primera Copa del Mundo disputada en Uruguay y en la cual Argentina llegó a la final, aunque debió utilizar dos porteros: Ángel Bossio atajó en los tres duelos de la fase de grupos, pero por una lesión debió cederle el lugar a Juan Botasso, quien estuvo en la semifinal y la final.

Rogelio Dominguez Real Madrid

Uno de los fracasos más recordados del equipo argentino se produjo en Suecia 58, al que llegaba como candidato por la gran imagen que tenían 'Los Carasucias', pero llegó diezmado, sin preparación y se fue en primera ronda, goleado 6-1 por Checoslovaquia. Rogelio Domínguez era el arquero campeón del Sudamericano 1957, pero al ser vendido a Real Madrid le deja su lugar a un joven Amadeo Carrizo, protagonista de la peor goleada mundialista en la historia, por la cual tardaría cinco años en volver a ser convocado. En 1962, el Tano Roma fue el titular y Domínguez el suplente que ingresó en el tercer encuentro, que finalizó 0-0 ante Hungría y eliminación nuevamente en primera fase para el equipo del Toto Lorenzo.

Llegaba Alemania 74 tras la ausencia en el Mundial anterior y el titular en la valla fue Daniel Carnevali, hasta que el 1-2 contra Brasil, posterior al 0-4 ante Holanda, sentenció las chances del equipo que dirigía Vladislao Cap, quien para el último partido había decidido el ingreso de Miguel Ángel Santoro, pero Pepé declinó el ofrecimiento de atajar sin nada en juego y así llegó el debut de quien marcaría los próximos 10 años: Ubaldo Fillol.

Pero el Pato, una de las figuras del primer título mundialista, no era el elegido de Menotti: Hugo Gatti, multicampeón con Boca, atajó hasta la grave lesión sufrida en 1977 y en el mes de febrero previo a la Copa, tras reunirse con el Flaco, pidió un tiempo más de recuperación que finalmente no fue concedido. El final de la historia es conocido, siendo el mejor arquero del torneo y campeón del mundo.

Máximos ídolos de la Selección: Fillol

Para 1982 no habría dudas ni polémicas alrededor de Fillol, indiscutiblemente el mejor de la época. Y tampoco parecía haberlas de cara a México 86, ya con Carlos Bilardo como entrenador. Y si bien atajó todos los de aquellas complejas Eliminatorias, el Doctor prescindiría de sus servicios y se la jugó por Nery Pumpido, que le ganó la pulseada a un joven Luis Islas, mientras que la lista la completó Miguel Zelada. 

Pese a su grave error contra Camerún en el partido inaugural de Italia 90, Bilardo seguía confiando en Pumpido, pero apenas 12 minutos después de empezado el encuentro ante la Unión Soviética, sufría la fractura de tibia y peroné que lo dejaba sin Mundial y le abría la puerta a Sergio Goycochea para convertirse en el gran héroe de los penales contra Yugoslavia e Italia, cuando solo tenía un partido como internacional.

Aunque luego atajaría en el repechaje contra Australia, el histórico 0-5 ante Colombia modificaría la idea de Alfio Basile, que había utilizado a Goyco en todo su ciclo y meses de viajar a Estados Unidos, prefirió a Luis Islas, de gran momento en Independiente. En el camino a Francia 98 y tras ganar todo con River, Germán Burgos fue el primer elegido de Passarella, pero un año antes y tras un error que provocó un gol de Chilavert contra Paraguay, se inclinaría por Lechuga Roa, que se consagraría en la serie de penales contra Inglaterra.

Carlos Roa Argentinien 1998

El artículo sigue a continuación

Nuevamente el Mono estuvo en la consideración de Bielsa junto a Roa (quien dejó el fútbol durante nueve meses en el 2000 por motivos religiosos) y Roberto Bonano, que había pasado a Barcelona, pero finalmente eligió a Pablo Cavallero, de pobre reacción en el tiro libre de Svensson.

Tanto Bielsa como Pekerman no dudaron en darle el buzo titular a Abbondanzieri en el período previo al Mundial 2006, pero la polémica estuvo en quienes completaron la nómina: Germán Lux había ganado el oro olímpico y estuvo en la Copa Confederaciones 2005, pero el DT lo marginó meses después de la muerte de su hermano y llevó a Leo Franco y a Oscar Ustari, sin imaginar que el primero debería ingresar en cuartos de final ante Alemania, sufrir el gol de Klose y luego los penales que marcaron la eliminación.

Diego Maradona fue el primero en jugársela por Sergio Romero, pero durante las Eliminatorias fue el tercero que utilizó: "mi arquero es Juan Pablo Carrizo", intentó respaldar al ex-River tras el 1-6 en Bolivia, para luego reemplazarlo por Mariano Andújar, que había ganado la Copa Libertadores con Estudiantes pero apenas tres partidos después, apareció Chiquito y no salió hasta marzo del 2018. La inactividad a nivel clubes nunca fue un problema para el surgido en Racing, pero fue la lesión en el amistoso contra España la que obligó a Sampaoli a probar (y equivocarse) con Caballero en Rusia, en un puesto donde el margen de error es tan mínimo como la sensibilidad de los entrenadores para meter mano.

Cerrar