"La presión realmente está del lado de Perú"

Comentarios()
GettyImage
El DT de Nueva Zelanda volvió a tirarle toda la responsabilidad al equipo de Gareca, que tiene la obligación de ganar.

A un día del decisivo partido ante la Selección peruana , el técnico de  Nueva Zelanda , Anthony Hudson , advirtió que el ambiente del duelo de vuelta por el repechaje es favorable para los All Whites debido a que la presión está del lado peruano tras el empate sin goles en Wellington.

En una entrevista exclusiva a la web oficial del seleccionado oceánico, Hudson se mostró más que optimista. "Ahora creemos aún más: estamos a mitad del camino y entramos a un escenario donde la presión realmente está del lado de Perú", explicó.

El seleccionador felicitó a sus jugadores luego del empate 0-0, pero les aclaró que "pueden estar orgullosos, pero obtener un empate contra el número 10 del mundo no es suficiente". "Nadie en nuestro equipo tiene dudas o miedo. Todos creen que podemos obtener un buen resultado", añadió.

Como en la previa del duelo de ida, Hudson recordó que el favoritismo es de Perú a consecuencia de sus 36 años de sequía mundialista. "Creo que todo el mundo del fútbol espera que Perú gane y no creo que alguien esté errado diciéndolo cuando miras a los equipos en el papel", sostuvo.

El artículo sigue a continuación

"El escenario para nosotros es uno que realmente estamos adoptando en el sentido que entramos en un entorno donde la presión recae en ellos desde sus fanáticos. Sabemos qué esperar al entrar al partido porque ellos tienen que salir y anotar", agregó.

Por último, reveló que tratará de sacar provechó de los errores peruanos: "Será un tipo de juego diferente al de la primera etapa. No tenemos que estar apurados para salir y anotar. Sabemos que tendremos oportunidades, ya que siempre que jugamos de visitante hemos marcado y somos un mejor equipo que en aquel entonces".

"Es un buen escenario para nosotros porque sabemos que mientras más tiempo pase con este marcador, más difícil será para Perú", finalizó.

Cerrar