La pelota parada, el déficit de Boca

Comentarios()
ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images
De los 18 goles que recibió el Xeneize en la temporada, 7 fueron por esa vía y 5 de cabeza. En ataque, tampoco la aprovecha: apenas 4 de 38.

Desde hace rato que se vislumbra el problema que hoy se ve reflejado claramente en los números: Boca falla en la pelota parada. Aunque Guillermo Barros Schelotto se enoje y justifique su déficit en su casi intachable campaña, el Xeneize sufre en defensa y no la sabe aprovechar en ataque .

Es un inconveniente que el Mellizo no puede resolver desde que asumió en el club. En la faceta ofensiva, las estadísticas son evidentes: según Opta durante la temporada 2016/17, solo el 9% de los tantos que convirtió su equipo fueron de pelota parada (6 de 62) mientras que en lo que va de la Superliga, el 10,5% (4 de 38) . Edwin Cardona llegó para tapar la ausencia de un ejecutante, pero no terminó de hacer la diferencia a pesar de que el único gol de tiro libre directo en este campeonato fue suyo (el 1-0 a River en el Monumental). De hecho, apenas tres tantos fueron de cabeza en este certamen y, en el anterior, siete . Es más: el último festejo de un defensor a partir de una pelota parada data de mayo de 2015 (Guillermo Burdisso a Independiente, tras un tiro de esquina).

En lo defensivo, en cambio, los números no son tan demostrativos por el hecho de que Boca es uno de los clubes menos goleados de los últimos dos años. Así y todo, durante el campeonato pasado le convirtieron 25 veces, de las cuales cinco fueron de cabeza (tres de córner y dos de tiro libre).

Y en este torneo se profundizó: de los 18 goles que lleva en contra, siete fueron de pelota parada y cinco de esos seis, de cabeza (Botta para San Lorenzo y Colazo de Gimnasia lo hicieron con el pie). El DT eligió una marca en zona en vez de hacerlo hombre a hombre, como se habitúa en el fútbol argentino, y, hasta ahora, no pudo encontrarle la vuelta para hacerse fuerte en el área propia.

Cerrar