La Masía, mucho ruido y pocas nueces

Barcelona B
@FCBarcelona
El club se regodea en unos ascensos que nunca fueron prioritarios mientras hace tres años que no promociona a nadie.

ANÁLISIS

El barcelonismo está de celebración por el ascenso del filial. Muchos parece que ya no recuerden como hace tan solo unos días Jordi Mboula, la perla de la Masía, decidió abandonar el club en dirección a un Mónaco en el que ve más posibilidades de consolidarse como profesional que en un Barcelona que no promociona a nadie desde que resolviera recuperar a Rafinha Alcántara. Pero incluso el hispano brasileño valora muy seriamente la posibilidad de irse ante la deriva institucional del club, que celebra ascensos del filial pero ni se inmuta al ver cómo el vivero más admirado del mundo se seca.

Luis Enrique: "el juego es un medio, la victoria es un fin"

Desde que Sergi Roberto se convirtiera en miembro del primer equipo el verano de 2012 ningún otro jugador de las categorías inferiores ha conseguido consolidarse a excepción de Rafinha Alcántara y Jordi Masip. El primero valora irse y el segundo lo hará dentro de cuatro días. "La línea del club no es la misma que antes" apunta en Goal un antiguo miembro del cuerpo técnico del fútbol formativo azulgrana, que recuerda como "también el fútbol ha cambiado". No obstante, el Barcelona no acaba de encontrar su sitio después de la profunda reestructuración del fútbol base que provocó la sanción de la FIFA en 2014. Pero aquel 2012 el Barcelona llegó a formar con diez canteranos, que fueron once tras el ingreso de Martín Montoya por Dani Alves.

xi tito

El primer equipo, además, ha visto cómo Luis Enrique les iba abriendo la puerta de salida a jugadores como Montoya, Cesc Fàbregas, Marc Bartra y Gerard Deulofeu, todos ellos triunfando en sus respectivos equipos. Obviamente el Barcelona es otra cosa, un equipo en el que la excelencia es la norma y donde la exigencia es máxima desde el primer momento. Y siendo cierto que en la sonada victoria de hace meses en el Vicente Calderón formaron hasta seis jugadores del vivero azulgrana, también lo es que no hubo más novedad que la de Roberto respecto al once de Vilanova.

xi calderon

Antes era distinto. "Ganar Ligas debe ser resultado de la superioridad de los jugadores pero no debe ser un objetivo en el fútbol base" explica el entrenador. En los años setenta y ochenta el que no medía más de metro ochenta no jugaba, lo cual cambió con Laureano Ruiz primero y Johan Cruyff después. "Siempre pedían fichar a los mejores, no a los más fuertes". Una vez cerrada su incorporación a la disciplina azulgrana "les enseñábamos a competir, a jugar mejor, a respetar el fair play y, finalmente, a ganar" siempre partiendo del talento individual al servicio del colectivo. De hecho, "Cruyff preguntaba por cómo habíamos jugado, jamás me preguntó por el resultado".

Esta es la filosofía que mamaron todos, desde Pep Guardiola a Sergio Busquets, pasando por Leo Messi, Xavi Hernàndez, Andrés Iniesta o Carles Puyol, entre muchísimos otros. Hoy, sin embargo, no hay un modelo definido ni un liderazgo que imponga el modelo en todos y cada uno de los equipos formativos. Sus entrenadores son independientes y tienen libertad para aplicar el esquema que crean conveniente explica la misma fuente.

"Hoy buscan jugadores fuertes, no talentosos" resume para destacar que "actualmente el Barcelona B juega a ganar y lo hace con futbolistas cuya edad no corresponde con la de un jugador en formación y esto es una trampa". Doce de los veintiséis miembros del filial no son elegibles para una selección sub21 y dos hasta superan los veinticinco años. Así, los recientes éxitos del filial no generan talento para el primer equipo. 

Lionel Messi Barcelona

De hecho, Luis Enrique explicó cómo también el primer equipo se ha visto obligado a adaptar el modelo habida cuenta de los rivales, que suelen jugar contra el Barcelona con una presión en zonas del campo muy adelantadas. "Los rivales nos presionan mucho más arriba y, si podemos marcar un gol con solo dos pases, ¿por qué vamos a rechazar esta posibilidad?" planteó abiertamente en la rueda de prensa previa a la visita del Sporting de Gijón, un día antes de anunciar su renuncia.

El artículo sigue a continuación

"Estoy bastante de acuerdo con él porque depende como sean estos dos pases y es una jugada que vimos mil veces en el 'dream team' con Koeman, Laudrup y Stoichkov como ejecutores" resume el antiguo miembro del cuerpo técnico de la Masia. Sin embargo, es un recurso que supondrá "perder el balón el noventa por ciento de las veces" ante equipos encerrados en su área. "Es entonces cuando debe aparecer el Barcelona de verdad, el que conocemos todos". Y últimamente está costando más.

Barcelona, ¿quién es el más bello?

Messi, el mejor producto que jamás pisó una Masia que ha acunado jugadores de la talla de Xavi o Iniesta, está arrastrando al equipo pero no hay más como él en las categorías inferiores. Probablemente en ninguna parte pero, si los hubiera, igual se quedarían atascados en las pruebas para entrar en el fútbol base barcelonista. "Hoy en las pruebas de la Masia lo que se escucha es què lástima, es muy pequeñito". Según esta premisa, tan de moda hoy en los despachos de la Masía, ninguno de los citados jugadores hubiera vestido jamás la casaca azulgrana.

Cerrar