La defensa central: un punto débil de la Selección Colombia de Queiroz

Comentarios()
Getty
La gira asíatica de la selección evidenció que Sánchez necesita un compañero de mejor nivel ante la lesión de Mina y poca continuidad de Murillo.

El inicio de la era Carlos Queiroz en la Selección Colombia dejó un interrogante de preocupación para los juego venideros y la Copa América de Brasil: la defensa central.

Queiroz y un balance positivo más allá de la derrota de Colombia

Los amistosos ante Japón y Corea del Sur fueron de altibajos en esta parte del equipo, pues ante los nipones, la pareja Mina - Sánchez parecía retomar el buen nivel de Rusia 2018 y Queiroz apostó por repetirla ante Corea. Lamentablemente Yerry volvió a sufrir una lesión, que puede ser más grave de lo esperado y podría dejarle por fuera de la Copa América. 

Ante Corea del Sur su reemplazo fue Jeison Murillo pero la figuración del ex-Valencia y ahora jugador del Barcelona no fue la mejor y en el campo de juego se vio reflejado su momento en el club culé: sin ritmo, sin marca, flojo en el mano a mano, e incluso, agrediendo sin balón a un rival que debió representarle la tarjeta roja.

Top y flop de Colombia ante Corea: los que brillaron y los que se rajaron

Con el parte médico de Mina aún en veremos, aunque el DT de Everton adelantó que no es nada alentador, y con Murillo bajo de forma, es urgente que Queiroz empiece a mirar alternativas para encontrar un acompañante ideal para Davinson Sánchez.

El artículo sigue a continuación

Para encontrar dichas alternativas basta con mirar a las convocatorias recientes de la 'Tricolor', sean las última de la era Pékerman o las de Arturo Reyes en su interinato: Oscar Murillo y William Tesillo. Ambos, con regularidad en la Liga MX, son opciones viables y experimentadas para dar una mano en este momento.

Luis Díaz: el Wayúu que ilusiona y brilla en la Selección Colombia

Murillo, de 30 años, ha jugado 14 partidos este año con Pachuca. Son más de 1.200 minutos en total, sumando liga y copa, que contrastan fuertemente con los escasos 270 de Murillo en el Barca. Tesillo, de 26 años, también lleva 14 partidos con León en la presente temporada y pese a estar en el banco de suplentes ante los asiáticos, no fue tenido en cuenta por Queiroz.

Dávinson ya ha jugado tanto con Murillo como con Tesillo al lado, por lo que tomarse confianza y llegar a un buen entendimiento no debería representar mayor problema. Lo importante es que el poco tiempo que queda sea aprovechado de la mejor manera por el cuerpo técnico y consolidar una defensa central sólida en Brasil.

Cerrar