Noticias En vivo
Primera A

Junior, Atlético Nacional y la prueba de que los grandes refuerzos no siempre ganan títulos

10:16 a. m. COT 15/06/21
Andrade - Borja 2021
Dos clubes que siempre rompen el mercado con grandes nombres, pero que hace un par de temporadas no alcanzan la gloria.

La temporada ha llegado a su fin para Junior de Barranquilla y Atlético Nacional, el primero eliminado en semifinales por Millonarios y el segundo en cuartos de final por Equidad, lo que se suma a que ninguno de los dos logró avanzar a la siguiente fase de la Copa Libertadores, en una evidente y preocupante muestra del bajo nivel que vive el fútbol colombiano.

Más allá del marco general, en el que todos los equipos de la Liga Betplay se rajan a la hora ir a representar al país en copas internacionales, lo de Tiburones y Verdolagas es particularmente grave, pues son los dos equipos que mejor se refuerzan para cada temporada, con jugadores de renombre que terminan por romper el mercado, algo que no es habitual en esta época del fútbol en medio de la pandemia.

A Junior se le podría abonar que al final de la fase de grupos de la Copa Libertadores recupero algo de la memoria futbolística y le alcanzó para quedarse en Copa Sudamericana, mientras que en la Liga local tuvo la mala suerte de perder a sus dos goleadores en las instancias finales, quedándose sin Borja, ni Teo para la llave definitiva ante Millonarios; algo que lejos de ser una excusa, pone en evidencia la dependencia del equipo alrededor de sus estrellas.

En el caso de Nacional todo se le fue agotando, tras un prometedor arranque de la era Guimarães en Copa y luego de clasificar en la primera posición del todos contra todos de la Liga Betplay, la falta de ideas, desconexión de sus líneas y en algunos casos displicencia de algunos de sus jugadores, terminaron por enviar a vacaciones de manera prematura a una de las nóminas más completas del FPC, en la que se destacó el Rifle Andrade como elemento esencial en los buenos momentos del Verdolaga.

¿Se quedaron cortas las nóminas?, ¿Nacional y Junior fueron dependientes de sus estrellas?, o es que acaso los camerinos con tantas luminarias se hacen imposibles de manejar; al final las interrogantes quedan en el aire y los aficionados reclaman mejores resultados y, sobre todo, títulos que son una materia en la que estos dos gigantes del fútbol colombiano parecen quedar debiendo desde hace ya un buen tiempo, especialmente si se tiene en cuenta que nombre por nombre deberían ser más eficaces, ganadores y respetables dentro de su liga, para luego pensar en tener destacadas actuaciones en el exterior.