Noticias En vivo
Eliminatorias Mundial Sudamérica

Jorge Célico, el argentino que intentará dejar sin Mundial a Argentina

8:05 a. m. COT 10/10/17
Jorge Celico Chile Ecuador Eliminatorias Sudamericanas
Nació en Parque Patricios, hizo en inferiores en Huracán y peregrinó el fútbol ecuatoriano antes de tener la chance de dirigir a la selección.

Parece mentira, pero es una realidad con causas en distintos frentes. Argentina, la Selección de los mejores delanteros del mundo, la subcampeona del mundo y de América, tendrá que definir en la última fecha de las Eliminatorias si se clasifica o no al próximo Mundial. Rusia aguarda por Lionel Messi, pero hay un argentino que espera poder negarle la chance de viajar: Jorge Célico. El entrenador de Ecuador -que no podrá estar en el banco de suplentes- nació en Parque Patricios y más allá del deseo de que su país juegue la próxima Copa del Mundo, tiene algo en claro: nadie va a dudar sobre su honestidad.

Su veta no fue ser jugador, sino formarlos. Durante 12 años estuvo a cargo de las inferiores de Huracán como coordinador y en 2002 le llegó la chance de dirigir la máxima categoría. Miguel Brindisi había dado un paso al costado tras algunos malos resultados y la llegada de Carlos Babington todavía no estaba definida, por lo que Marcelo Buenaga, presidente por entonces de la institución, le pidió a Célico que se hiciera cargo de manera interina del equipo por esa semana. ¿A quién debía a enfrentar? A River en el Monumental. ¿El resultado? Triunfo por 2-1 con goles de Ramón Pedro Ortíz y Juan Carlos Padra.

En 2009 partió rumbo a Ecuador, sin saber el futuro exitoso que le depararía. Desembarcó en aquel noviembre en Universidad Católica de Quito para hacerse cargo de las juveniles, pero un año más tarde, en octubre de 2010, dio el salto a Primera. Su primera experiencia no fue la mejor: se fue al descenso tras caer, casualmente, ante el Emelec que conducía Jorge Sampaoli. A pesar de aquel traspié, continuó durante ocho años en el club. Devolvió al equipo a la Serie A en 2012 y logró clasificarlo a la Copa Sudamericana consecutivamente entre 2014 y 2017, además de dejar un profundo trabajo en inferiores.

En julio pasado, la Federación Ecuatoriana de Fútbol lo nombró director de Selecciones Juveniles y, apenas tres meses más tarde, tras la salida de Gustavo Quinteros antes del definitorio duelo ante Chile, le pidieron que se hiciera cargo de la Mayor. No se pudo negar y, aunque no logró el milagro -con la derrota 2-1 en Santiago, el Tri quedó sin chances de ir a Rusia-, ahora va por la reivindicación ante la Albiceleste: "Tomaremos el partido con la mayor responsabilidad por el bien del fútbol. Haremos el mayor esfuerzo para que los hinchas se vayan contentos y orgullosos".