Huaiquipán admite consumo de marihuana mientras era jugador de Colo Colo

Comentarios()
T13
El ex futbolista reveló sus excesos mientras era profesional y brillaba en el Cacique. También confesó que bebía alcohol "todos los días".

El ex jugador de Colo Colo Francisco Huaiquipán admitió por primera vez al diario La Tercera que durante su carrera fue consumidor de marihuana y se las arregló para nunca ser descubierto en los controles antidopaje. Además, reconoció que se acercó a Dios y realizó un profundo mea culpa de su carrera. 

"Fumé marihuana cuando jugaba y nunca me pillaron. Hay secretos para que esas cosas no aparezcan en los controles. Desde chico me las comentaron. Ya está, ya fue. Hoy soy otra persona", dijo el ex mediocampista.

"Cuando estuve en mi mejor nivel, hacía lo que quería. En la semana me amanecía tres o cuatro días. Tomaba todos los días. Cuando te sientes con fama, te sientes con dinero, a pesar de que no gané mucho, haces cosas que no tiene que hacer un futbolista", agregó.

El artículo sigue a continuación

El "Toqui de La Legua" accedió a contarlo "por la autoridad que me da Jesucristo, enfrente tuyo. No tengo vergüenza. Al contrario. Creo que me engrandece mucho más, porque así tengo la autoridad para decirle al padre qué quiero para su hijo. Hace un tiempo, era imposible. Me iba a ver mal de todas formas, con olor a cerveza o vino. También fumaba mucho".

"He dejado muchas cosas. Fumaba mucho, dejé la droga, el alcohol. Soy una nueva criatura. Estoy puro de alma y de corazón, íntegro de mente. Quiero estar para toda la vida con mi familia. Cometí muchos errores. Como jugador, también. Esos que no quiero que cometan estos niños, que viven en poblaciones y eligen el camino más fácil. Hay muchos niños talentosos que hay que aprovecharlos", sentenció.

Lo anterior en medio de la complicada situación que enfrentan sus hijos, Gerardo y Francisco Huaiquipán Bustos, quienes fueron sindicados como posibles involucrados en la muerte del ex jugador de Santiago Morning Leopoldo Osores, en 2016.

Cerrar