Noticias En vivo
Copa del Mundo

Historias curiosas de los Mundiales: Leónidas, el goleador sin botas

11:35 a. m. COT 15/06/18
ile picture dated 19 June 1938 of Brazilian forward Leonidas da Silva front of a Swedish defender during the World Cup
En 1938, ante Polonia, el brasileño se descalzó para estar más cómodo y terminó siendo la figura del partido, anotando el gol decisivo.

Hace 80 años no existía el VAR, que hubiera prohibido semejante poesía con los pies. En 1938, en el Mundial de Francia y por los octavos de final, Brasil se enfrentó a Polonia en un partido extraordinario desde lo emocional: terminó 6 a 5 a favor de los sudamericanos. Aquel 5 de junio, Leónidas da Silva, para estar más cómodo, se descalzó como si estuviera en cualquier barrio de su Río de Janeiro natal y terminó marcando el tanto decisivo (anotó tres, en total), quitándole así protagonismo al gran Ernest Willimowski, el polaco que había convertido ese día cuatro goles.

Guía de la Copa del Mundo

¿Por qué actuó así este crack brasileño? Primero porque se le rompió la bota derecha y, al no poder arreglarla, se quitó la izquierda para estar más parejo; segundo, y no es un dato menor, porque le sobraba magia para jugar de cualquiera manera. Leónidas (nombre de valiente, que recuerda al famoso rey de Esparta) está considerado como el primer ídolo futbolístico de Brasil, antecesor de Pelé. Su nombre, además, aparece en varios libros por ser el inventor de la famosa “chilena”.

El Diamante Negro, como lo apodaron, disputó dos mundiales: 1934 y 1938. En el segundo fue goleador del certamen con siete tantos. Está considerado también uno de los creadores de lo que después explotó como Jogo Bonito.