Girona le destinó a Messi una marca personal que lo siguió a todos lados: ¿cómo les fue?

Comentarios()
Getty Images
Pablo Maffeo fue el encargado de custodiar de cerca a Lionel. Lo fastidió y no siempre es fácil seguirle el ritmo: cómo jugaron.

Lionel Messi visitó Girona en busca de una nueva victoria de Barcelona, pero se encontró con una sorpresa: Pablo Maffeo no tenía una posición estática en el equipo y se dedicó exclusivamente a perseguir al crack argentino. 

El mediocampista se dedicó a estar cerca del astro de Barcelona y despreció absolutamente el juego de posesión, en el que casi ni participó.

A Messi se lo vio, por momentos, fastidioso. No se podía dar vuelta para quedar de frente al arco y en varios piques le sacó distancia en velocidad. Hasta lo hizo amonestar y Maffeo se quedó condicionado para el resto del partido . En el primer tiempo, Leo no remató ni logró gambetear en el área rival. Incluso no se pudo conectar con Luis Suárez: no hubo pases correctos del argentino al uruguayo y tampoco viceversa.

"Nunca había jugado así pero es lo que me pide el míster. Soy el más defensivo y él el mejor del mundo. Solo puedo estar encima de él e intento hacer todo lo que me pide el míster. Poco más. Hemos estado hablando. Al fin y al cabo hemos estado 90 minutos al lado y poco más. Me ha preguntado un par de cosas. Muy bien, buena persona", comentó Maffeo tras finalizar el partido, en el que Leo Messi no pudo conseguir desnivelar.

Cerrar