Noticias En vivo
Boca Juniors

Fin del acrílico y lavado de cara desde afuera: Boca prepara las primeras modificaciones en La Bombonera

5:10 p. m. COT 16/01/20
La Bombonera Acrilicos
Mientras la flamante dirigencia busca la forma de ejecutar el proyecto Bombonera 360, se decidió empezar a trabajar en el estadio actual.

El proyecto 'Bombonera 360' fue uno de los caballos de batalla de la campaña de Jorge Amor Ameal, en el ítem infrastructura, donde todos los candidatos coincidían en la necesidad de reformar el estadio, aunque cada uno con su plan. Y mientras la Comisión Directiva que asumió hace menos de dos semanas analiza la economía del club para poder llevar a cabo las obras, se tomó una decisión para mejorar la visión de un sector de la cancha.

Lo que se decidió y ahora se busca de qué manera implementar es retirar los acrílicos que separan la Platea L inferior (opuesta a los bancos de suplentes) del campo de juego. Esto tiene que ver con las dificultades que generan en la visión de la primera decena de filas, por el reflejo que genera con la iluminación y la suciedad que muchas veces presentaba. Las mismas fueron colocadas en 1996, cuando se realizó la obra de los palcos. Y Carlos Navarro, el arquitecto de La Bombonera 360, empezó a mostrar las primeras obras parar retirarlos: la idea es hacer un bajonivel para que se ubiquen los miembros de seguridad.

Además, publicó una imagen de la tercera bandeja sin los acrílicos para mejorar la visibilidad de ese sector, habitualmente cedido a los adherentes.

Y, como si fuera poco, se logró un acuerdo con una empresa de pintura para darle un "lavado de cara" al Templo a costo cero, ya que no deberá invertir en materiales ni mano de obra, a cambio de publicidad. Este jueves comenzaron a trabajar los pintores para revitalizar el azul y oro todo el perímetro, mientras que la segunda etapa será para el interior.

Lo que falta ahora es definir cómo reemplazar los acrílicos cuando se los retire: la solución sería la construcción de una fosa, que a su vez resolvería el recurrente problema del drenaje que varias veces aquejó al césped y hasta llegó a postergar partidos por no poder desagotarse de manera apropiada. Pero para que esto ocurra se debería estudiar si ocupa las primeras filas de plateas (lo que reduciría la capacidad), entre las mismas y el lateral del campo de juego, donde no hay demasiado margen, o bajar por completo el nivel del suelo.

La alternativa es tomar el modelo que implementa Banfield con una suerte de barrera de personal de seguridad, pero también provocaría un obstáculo en la visión de quienes están por debajo de los 2 metros de altura.