Farías dice que en Bolivia no hay jugadores intocables

Comentarios()
The Strongest
El seleccionador de Bolivia defendió a los llamados por la Verde, en su mayoria son jóvenes que buscan iniciar un recambio en el fútbol boliviano.

Antes de partir con destino a Arabia saudita, el seleccionador de Bolivia, César Farías, indicó que en su convocatoria no hay intocables y que cada uno de sus futbolistas tienen la misión de cooperar para que se den los resultados que se esperan.

“Acá no hay intocables, todos están para aportar”, dijo Farías quien en su convocatoria llamó a varios jóvenes para que sean parte del equipo boliviano y no convocó a algunos históricos como el caso de Ronald Raldes.

El artículo sigue a continuación

“Cuando uno habla de formar un grupo de 50 jugadores y de armar una sub-23, hay que crear una sana competencia interna, y que eso pueda solucionar el problema de los suspendidos, de los lesionados, la falta de compromiso y hasta la indisciplina. Cuando se tiene una competencia interna, cada uno busca su performance y consigue que el jugador rinda para la camiseta nacional y para su país”, dijo el venezolano.

Farías espera que para los próximos partidos amistosos puedan contar con algunos jugadores que no pudieron estar en esta convocatoria, como el caso de Alejandro Chumacero quien pasa por un buen momento en el Puebla, mexicano, pero que está en actividad con su equipo.

Farías tendrá su cuarto cotejo al mando de Bolivia, debutó en mayo pasado cuando cayó goleado ante Estados Unidos por 3-0, luego empató 0-0 frente a Corea del Sur y en el pasado compromiso fue apabullado por Serbia por 5-1.

Próximo artículo:
Nicolás Navarro sería el sustituto de Tiago Volpi en el Querétaro
Próximo artículo:
Coito debutaría en Honduras en marzo frente a Ecuador
Próximo artículo:
¿Quién será el nuevo delantero del América? Candidatos y posibilidades
Próximo artículo:
¿Qué tan viable es el regreso de Hugo Rodallega al fútbol colombiano?`
Próximo artículo:
El balance de Atlético Nacional en el Torneo Fox Sports
Cerrar