ENCICLOPEDIA MUNDIALISTA: La Alemania de 1954 y la decepción húngara

Comentarios()
Getty Images
La sorpresa de la Hungría de Puskas y el posicionamiento en lo más alto de Alemania en una de las más recordadas finales.

Llegaba la Copa del Mundo Suiza 1954 y con ella el regreso de la competencia al viejo continente. Muchos eran los factores que determinaron la localía del país de los relojes. No sólo su buen posicionamiento dentro de la economía mundial -era el único que había soportado los embates de la Segunda Guerra-, sino también la posibilidad de brindarle un homenaje a la Federación Internacional del Fútbol Asociado , que cumplía medio siglo de vida. Por otra parte, la corta distancia entre unos y otros estadios, y la comodidad que le significaba a las selecciones esto, hizo que, en definitiva, la determinación fuera unánime: el Mundial se jugaría en Suiza .

ASÍ EMPEZÓ LA HISTORIA DE LA COPA DEL MUNDO

Todo quedó acondicionado para que se desarrollen los encuentros en perfectas condiciones. El Comité organizativo determinó que once equipos europeos, tres americanos y dos asiáticos formen parte de la quinta edición del tradicional torneo.  Basilea, Berna, Lausanne, Zurich, Ginebra y Lugano eran las sedes y en la primera ronda del Mundial, cuatro grupos de cuatro selecciones y ya en la primera ronda se sucederían varios sorprendentes y un equipo que rompería todas las marcas, todas las porterías y todos los pronósticos.

La Hungría de Puskas, la sensación del Mundial

Una primera ronda llena de goles le permitió a Hungría catapultarse como el favortio a levantar la Copa. Sendas goleadas a Corea del Sur y Alemania en los primeros dos partidos, aunque en los otros grupos se evidenciaban otros equipos que podrían llegar a darle batalla:  Brasil , Inglaterra y Uruguay , que no se había quedado conforme con el Maracanazo y quería llegar hasta el final en Suiza.

Alemania decidió tras el primer encuentro frente a Turquía , en el que ganó 4-1, citar de emergencia a dos atacantes que se sumarían a la plantilla. Su entrenador, Sepp Herberger, vio que los que había llamado en un principio no tenían el nivel pretendido.

 

RUSIA 2018: CUÁNDO EMPIEZA, ENTRADAS, CLASIFICADOS, ESTADIOS, PARTIDOS Y GRUPOS

En primera ronda, la violencia dijo presente

Primera ronda, fase de grupos y un partido que en los planes parecía importante solo por tener al conjunto local en su debut en el torneo y a Italia , ganadora de aquellos Mundiales de 1934 y 1938 . Ambos equipos se disputaban minuto a minuto un triunfo que los deje con un pie y medio en la siguiente instancia. Pero el colegiado no convalidaría un gol legitimo de los azurri y desataría la furia. El descontrol de sus jugadores que no solo practicaron una protesta airosa sino que sorprendieron al árbitro propinándole golpes de puño.

La batalla de Berna

Nadie imaginaba que en los cuartos de final se jugaría el partido más violento en la historia de los mundiales. Hungría, con todo su espectáculo futbolístico, se enfrentaba a Brasil, que clasificó a la segunda fase por la puerta de atrás. Era un choque de potencias, ya que cuatro años antes, la verdeamarelha había jugado la final.

1950: LA HISTORIA DEL MARACANAZO

Bajo el cielo de Berna y 22 jugadores que salían a un campo de juego, 40.000 personas fueron testigos de como Didí recibía una falta dentro del área y, más allá de que el colegiado hizo su trabajo y cobró penalti, Brandaozinho se encargó del resto, golpeó a Higdekuti. Luego fue todo un caos, golpes de puño, patadas, y todo lo que se pueda el lector imaginar. El resultado: varios jugadores lesionados, un expulsado por lado y la policía local que tuvo que intervenir.

Luego de un tiempo, Arthur Ellis , el juez de la batalla de Berna, confesaba: "Yo creía que sería el mejor juego que iba a ver. Yo estaba en la cumbre del fútbol del mundo, pero sólo fue una desilusión anticipada. Si la política o la religión tienen que ver con ello, no lo se, pero en cualquier caso se comportaron como bestias. Fue una desgracia y la FIFA actuó como si no hubiera visto nada. Muchos miembros del comité tuvieron miedo de perder los viajes a atractivos sitios turísticos. ”.

Los que más sufrieron fueron los dirigidos por Sebes, ya que hasta allí eran una filarmónica, pero los golpes de aquella batalla dejaron muchas bajas.

La fase final y la sorpresa alemana

Con Hungría en semifinales y con otros tres candidatos a quedarse con el torneo, Uruguay , Alemania y Austria , se jugaron las semifinales con resultados lógicos dentro de lo esperable; teutones y húngaros llegarían al partido más importante del torneo, y lo mejor estaría por verse.

Lejos había quedado aquel 8-3 de la primera fase, especialmente porque el rendimiento de Hungría en aquel partido había sido fantástico y porque la mejora de Alemania era notable. Además, los húngaros sufrieron bajas por lesiones de sus jugadores. Finalmente, tanto unos como otros síntomas significaron mucho ya que Rahn, Morlock y compañia resultaron ganadores y con ello, la Copa era de Alemania .

El artículo sigue a continuación

Excusas, maleficios y otros motivos de la derrota

Tras el resultado, tras la ruptura de un invicto de casi cuatro años en encuentros internacionales, Hungría no salía de su asombro. Varios de sus jugadores salieron a afirmar que no solo se trató de un desastre futbolístico sino que influyeron tres motivos fundamentales: la actuación del colegiado, drogas consumidas por sus rivales y un supuesto maleficio que había sobre el verde césped del Wankdorf . Un combo explosivo para que la sorpresa teutona llegue y se convierta en realidad, un combo que en definitiva habría dictaminado que uno de los mejores equipos en la historia del fútbol sea segundo. Los mejores no siempre son los campeones.

Cerrar