En Boca, juega la presión

Comentarios()
Amilcar Orfali/Getty Images)
El Xeneize tendrá que enfrentar a Palmeiras sabiendo que lo espera una cita con la historia: River, en la final de la Copa Libertadores.

Alrededor de 1100 km separan San Pablo de Porto Alegre. En una ciudad, se concentra Boca para el encuentro ante Palmeiras. En la otra, River festeja una clasificación increíble ante Gremio. El Millonario selló su suerte y ya está en la final de la Copa Libertadores. 

Que Wanchope o Benedetto; que Villa o Zárate; que 4-1-4-1 o 4-3-3... Guillermo Barros Schelotto no confirmó quiénes van a salir al Allianz Parque, pero lo que seguro va a jugar es la presión. El tan esperado Superclásico está a la vuelta de la esquina y solo requiere que el Xeneize saque provecho del 2-0 que consiguió en La Bombonera. Una tarea que si no revestía tanto peligro en la previa, ahora se transformó en un trámite trascendental con un peso específico mucho mayor

Pocas veces el conjunto del Mellizo supo lidiar con las tensiones del afuera. Pero ahora, no solo pondrá en juego el objetivo del año, sino una cita con la historia: si no se mete en el partido definitorio ante el eterno rival, rifará su orgullo. La disyuntiva es que si gana, será lo que debía hacer, pero si pierde, perderá más que una serie. Es imposible que lo que sucedió en la otra llave no repercuta en el plantel: solo habrá que saber si lo hará para bien o para mal.

Ya está: River hizo su parte. Ahora, la pelota la tiene Boca.

Próximo artículo:
Clausura 2019: Resultados, partidos y fechas de la Liga MX
Próximo artículo:
Clausura 2019: La tabla porcentual del descenso de la Liga MX
Próximo artículo:
Clausura 2019: La tabla de goleo de la Liga MX
Próximo artículo:
Todos los goles de la Jornada 3 del Clausura 2019 de la Liga MX
Próximo artículo:
El grupo de la muerte que le podría tocar a Chile en la Copa América 2019
Cerrar