Noticias En vivo
Alemania

El Stalker: en la Bundesliga sí hay espacio para los más jóvenes

8:38 a. m. COT 17/06/18
Bundesliga técnicos
Alemania aprendió de los fracasos y centró sus esfuerzos en formar a los más jóvenes: jugadores y técnicos. Así asegura la continuidad del proyecto.


GOAL Por: Ana Cruz Manjarrez   Síguelo en Twitter


“Sólo debes de tener el coraje para contratarlos”, dice Frank Wormuth, encargado de la formación de técnicos en la Federación Alemana de Futbol, a DW.

Se refiere a los técnicos jóvenes y a cómo la Academia ha transformado las condiciones para ser contratado en la Bundesliga: “Quienes están a cargo ahora toman decisiones basándose más en qué tan calificados están que solo en el nombre”.

Una de las ligas más atractivas del mundo le abre la puerta a entrenadores de menos de 40 años. Los mejores ejemplos: Domenico Tedesco, técnico de 32 años del Schalke 04, y Julian Nagelsmann, técnico de 30 años del Hoffenheim, quienes terminaron la temporada en el segundo y tercer puesto. Ambos dirigirán en la próxima edición de Champions League.

Si bien la distancia entre el resto y los hexacampeones bávaros es amplia (7 triunfos de diferencia), un factor que pone en duda la competitividad de la Bundesliga, los nuevos técnicos demuestran que ser guía desde las categorías inferiores da buenos resultados.

En la Bundesliga contratarlos es cuestión de coraje, no de valentía porque confían en su formación. En 1947, todavía con la Segunda Guerra Mundial a cuestas y la reconfiguración de su territorio en marcha, Alemania dio la primera señal de un proyecto de varios años con el objetivo de ser referentes. En esa fecha comenzaron con los cursos de formación de técnicos que se han perfeccionado en la Hennes Weisweiler Coach Academy.

El plan de estudios evoluciona a la par del proyecto de selecciones nacionales. La uniformidad de los conceptos en las diferentes categorías y en sus academias para jugadores -obligación de los clubes tras el fracaso en la Eurocopa del 2000- es fundamental en el éxito reciente: Alemania llega al Mundial de Rusia como favorita para repetir el título.

Joachim Löw es egresado y Jurgen Klinsmann confió en él para ser su auxiliar técnico cuando se hizo cargo de la selección mayor. Fueron compañeros, juntos consiguieron el certificado y más tarde iniciaron la revolución del estilo de juego.

La Academia es un filtro desde el ingreso. El aspirante solo es considerado como tal si cuenta con la Licencia UEFA A; después se someten a pruebas teóricas, prácticas y evaluaciones de personalidad -están interesados en formar equipos de trabajo compatibles- para ser aceptados y una vez dentro, todos son vigilantes del trabajo ajeno.

“Estamos en constante cambio interno de todo lo que no están funcionando correctamente con nosotros”, dijo Joachim Low para explicar que las críticas a sus estrategias como líder de la selección no son un factor de conflicto con los técnicos de la liga.

En su formación se enfrentan a pruebas regularmente con ayuda de la Escuela Superior de Deportes de Alemania. La última actualización de su plan redujo las horas de clase por horas de aplicación de los conocimientos.

La única forma de obtener la licencia es cumplir con 100 módulos de aprendizaje y 20 de entrenamiento. Una vez con la certificación, están validados para entrenar oficialmente en cualquier división de la Bundesliga; además de poder instruir a los aspirantes a la Licencia C.

Tedesco fue el mejor de su clase en la Academia, habla cinco idiomas, cuenta con una licenciatura como ingeniero industrial y maestría en gestión de la innovación -importante para la tecnología aplicada al juego-, pero el esfuerzo no sería tan efectivo si los clubes de la liga les negaran una oportunidad. Christian Heidel, director deportivo del Schalke 04, tomó una decisión trascendental en junio del 2017: destituyó al técnico Markus Weinzierl por bajos resultados y presentó en el banquillo a Domenico Tedesco.

Nunca había dirigido en la máxima categoría. Su experiencia eran las inferiores del Stuttgart y el Hoffenheim, la más reciente era el éxito a cargo del Erzgerbirge Aue, equipo de la segunda división, al que rescató del riesgo del descenso con buenos números. Heidel identifica la oportunidad y confiesa para The Independent el factor que determinó su contratación: “Ha trabajado con niños de 12 años, por ejemplo. Sabe cómo han aprendido los jugadores jóvenes, sabe cómo hablar con ellos”.

Heidel ubica a Domenico después de Jürgen Klopp y Thomas Tuchel en cuanto a la integración de técnicos jóvenes. Al mando entonces del Mainz 05, el directivo promovió a Klopp de jugador a técnico en 2001. Cuando se fue al Borussia Dortmund, Jørn Andersen consiguió el ascenso a la Bundesliga y dejó el puesto que abrió la oportunidad para Tuchel, ya exitoso con la Sub 19. 

En esa misma línea está Julian Nagelsmann. Tenía 28 años cuando se ganó el trabajo de técnico del Hoffenheim en 2016, el más joven en la historia de la Bundesliga; pero con una historia ganadora.

Julian, como tantos otros, soñó con desarrollarse como futbolista y una lesión de rodilla le puso un alto en las divisiones inferiores el Augsburg, dirigido entonces por Thomas Tuchel. El ahora técnico del París Saint-Germain lo hizo visor de los rivales en 2008 y reconoció en él un gran deseo por aprender.

Nagelsmann comenzó a estudiar administración de empresas y lo dejó por dedicarse a las ciencias del deporte. Dirigió al equipo Sub 17 del TSV 1860 Múnich, fue líder de las inferiores Sub 16, Sub 19 del Hoffenheim y ganó el campeonato nacional a cargo de la segunda división. Comenzó a acercarse a la zona técnica del primer equipo como asistente y entonces, en 2015, su nombre fue apuntado para relevar a Huub Stevens en la siguiente temporada.

Por complicaciones de salud de Stevens, su momento estelar se adelantó. “Es un hombre joven, pero no un técnico joven”, defendió Alexander Rosen, director deportivo del club. Dijo no tener miedo y lo demostró. En esa temporada salvó al Hoffenheim del descenso y un año después se quedó en la fase previa de la Champions League, la novatez pesó y Liverpool los derrotó. Julian y su equipo volverán para probarse esta vez directamente en dicha instancia.

Sus métodos y el uso de tecnología ha sido cuestionados. Una de las estrategias llamativas involucró la instalación de pantallas de LED enormes al borde de los campos de entrenamiento para analizar cada detalle en tiempo real, pero hay varias más. Buena parte de su trabajo se apoya en las herramientas Footbonaut y Helix. 

A diferencia de la Bundesliga que, además de Nagelsmann y Tedesco, cuenta con Manuel Baum (38 años, Augsburg), Sandro Schwarz (39 años, Mainz 05), Florian Kohfeldt (35 años, Werder Bremen), La Liga y la Premier League solo tienen a un representante de esta generación de técnicos: Javier Calleja (Villarreal) y Eddie Howe (Bournemouth), ambos de 40 años.

¿Cuál es la clave que favorece el óptimo funcionamiento? En la academia para aprobar, en el banquillo para ser contratado y en el campo para funcionar, quienes deciden valoran la competencia social sobre otras habilidades y estrategias. Esa capacidad para interactuar y adaptarse es también un indicativo de salud mental. 

El recorrido académico y práctico de Julian y Domenico los pone en primer plano, pero es la idea compartida alrededor de la formación de jugadores y técnicos la base del trabajo alemán. Del caos del Mundial de 1998 y la Eurocopa del 2000 a la planificación cuidadosa del éxito.