El Sevilla ya se conjura para buscar la remontada en Dortmund

Última actualización
Getty Images

No hay tiempo para lamentaciones. El Sevilla vivió una noche dura ante el Borussia Dortmund tras caer por 2-3 en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League pero sólo unos minutos después del pitido final, el club de Nervión se puso manos a la obra para conjurarse en busca de la remontada.

Julen Lopetegui era el primero en avisar a pie de campo sobre que sus pupilos no se dan por vencidos de cara a la vuelta: “El resultado no es bueno. Perder en casa ante el Dortmund nunca es positivo, pero queda un partido y nos vamos a agarrar a esa posibilidad. Iremos con ambición e ilusión, no hemos merecido perder pero ellos tienen a uno de los mejores jugadores del mundo, que ha marcado la diferencia, y ha sido un castigo excesivo".

Sólo unos minutos después, Suso dejaba una frase muy reveladora sobre las virtudes y argumentos de su equipo para buscar el pase en la vuelta en el Signal Iduna Park, donde necesitarán ganar por dos goles de diferencia. "Si hay un equipo que pueda dar la sorpresa o dar por culo en el partido de vuelta somos nosotros", aseguró en Movistar +.

La mecha en las redes sociales la prendió el director deportivo sevillista, Monchi, con un mensaje que caló entre los aficionados del club: "Nos dejaron con vida... no nos conocen. ¡¡DICEN QUE NUNCA SE RINDE¡¡" "Una última reflexión antes de pensar en Osasuna. Perdemos 2-3, ante un magnífico equipo y no hay ni uno de los nuestros, ni uno, que no piense que vamos a remontar. A la cama con el orgullo rozándome la calva. Como dice mi amigo Santi: ¡Somos el puto Sevilla Futbol Club!", añadía minutos después.

En una línea parecida se manifestó el portero Bono: "Hoy no pudimos y vamos a prepararnos para poder dar ese plus al equipo, con mucha vigilancia sobre los delanteros y acabando acciones. La eliminatoria está abierta y el equipo tiene ilusión" y también el goleador Luuk De Jong: "Faltó un tercer gol, pero creo que todo es posible en el partido de vuelta". El Sevilla no es un club que se recree en los buenos y los malos momentos y quiere hacer bueno eso de que "Dicen que nunca se rinde".