El Sevilla de Lopetegui ante lo desconocido: Jugar sin Jesús Navas

Última actualización
Getty Images

Jesús Navas no estará este martes en el once de Julen Lopetegui ante el Krasnodar. El capitán del Sevilla tiene que cumplir un partido de sanción por su expulsión en el partido de ida y es una situación casi inédita para el técnico vasco y también en la carrera del jugador de que acaba de cumplir 35 años.

Desde que Lopetegui llegó al Sevilla, el curso pasado, Navas lo ha jugado prácticamente todo y sólo se ha perdido 7 de los 66 partidos que el preparador ha dirigido en el banquillo del club de Nervión. Es decir, Navas ha jugado en 59 de los partidos y fue titular en 58 de ellos.

La temporada pasada sólo no jugó en los 6 partidos de la fase de grupos de la UEFA Europa League y en la eliminatoria de la primera ronda de la Copa del Rey ante el Bergantiños, duelos en los que le suplió el canterano Alejandro Pozo y que el Sevilla ganó todos exceptuando una intrascendente derrota ante el APOEL sin demasiados sobresaltos a rivales de poca entidad. De hecho, la falta de minutos del propio Pozo, su sustituto natural a largo plazo han hecho que salga cedido a Mallorca y Eibar para poder seguir creciendo como titular en otro equipo.

Con Lopetegui, no ha tenido ninguna sanción ni lesión Navas hasta ahora. De hecho, en 17 años como profesional, Navas ha jugado 715 partidos a nivel de clubes con el Sevilla y el Manchester City y sólo ha estado lesionado 246 días en toda su carrera, sólo se ha perdido 54 partidos por lesión y 3 por sanción contando este contra el Krasnodar.

Lopetegui experimentará al no tener sustituto natural

Con la salida de Pozo cedido al Eibar, el Sevilla se quedó con Aleix Vidal como sustituto de Navas. El catalán a priori no contaba para un Lopetegui que aún no le ha hecho debutar en LaLiga y que no lo ha inscrito en la Champions League. Sin Vidal, el técnico tendrá que improvisar el sustituto del Duende de Los Palacios.

El artículo sigue a continuación

A priori, la solución pasa por colocar como lateral derecho a Koundé, que ya ha jugado algunos minutos ahí en el Sevilla y debutó como profesional en este puesto en el Girondins de Burdeos, y que Diego Carlos forme en el centro de la defensa con Sergi Gómez o Rekik. También podría apostar por jugar con 3 centrales y colocar a Ocampos como carrilero en la derecha, un sistema que probó mucho en pretemporada.

 Ocampos ha dejado entrever que está preparado para repetir la experiencia que ya vivió en la segunda parte de la ida tras la roja a Navas: "Es parecido a lo que vengo haciendo siempre, con el matiz de que Jesús no está detrás para respaldarme. Hay que exigirse más y brindarse más al equipo. Mañana puede que juegue ahí y me tengo que mentalizar para suplir esa ausencia. El problema es que Jesús es un jugador muy activo, al que no le cuesta subir y bajar. Yo soy un poco más grande, más alto y somos diferentes. Él jugó toda la vida de extremo y se adaptó bien al lateral. Un jugador, cuantas más posiciones maneje, mejor. Yo estoy aquí para seguir aprendiendo y lo intentaré hacer bien donde me toque".

Lo que está claro es que Lopetegui se enfrenta casi a lo desconocido, a jugar sin el único jugador que ha sido insustituible para él desde que llegó al Ramón Sánchez-Pizjuán y todo en una noche de Champions League en la que el Sevilla busca sellar su billete a los octavos de final.