Noticias En vivo
Boca Juniors

El rompecabezas de Boca para terminar el año

3:17 p. m. COT 3/12/17
Guillermo Barros Schelotto Boca Entrenamiento
El Xeneize irá contra Arsenal sin su jerarquía y alejado del once ideal: apenas podrá alinear a la mitad de los futbolistas que arrancaron el torneo.

Lo que parecía que se coronaba como un semestre récord se terminó convirtiendo en una pesadilla. En dos meses, Boca  perdió a sus dos mejores jugadores, el puntaje ideal y el extenso invicto de visitante . Y cedió también la punta, que podría compartir con San Lorenzo si vence a Arsenal en un partido que, si bien no pareciera revestir una dificultad excesiva, deberá afrontarlo con un equipo que poco tiene que ver con el pergeñó Guillermo Barros Schelotto al inicio de la temporada.

Y es que a las lesiones de Darío Benedetto y Fernando Gago se sumó la duda Leonardo Jara en el lateral derecho -el último martes estuvo un rato en el entrenamiento, pero se retiró antes de que finalice y llega tocado- y, como si fuera poco, no podrá contar con Pablo Pérez, que llegó a las cinco amarillas, ni con Paolo Goltz, quien se fue expulsado   de manera infantil por una patada sin pelota a Marco Ruben . De esta manera, el Mellizo no sólo pierde a sus mejores futbolistas, sino que se queda sin una gran cuota de jerarquía. La columna vertebral del equipo titular está fuera.

Del once ideal que empezó jugando la Superliga,  siete podrían repetir en La Bombonera ante Arsenal: Agustín Rossi, Leo Jara, Lisandro Magallán, Frank Fabra, Wilmar Barrios, Edwin Cardona y Cristian Pavón. De los seis suplentes, la defensa es la única que parece tener sus números puestos, ya que en el lateral derecho aparece como reemplazo del ex-Estudiantes Gino Peruzzi  y Santiago Vergini retornará a la zaga central (su única participación en el certamen fue ante Patronato, el 16 de octubre).

En el mediocampo y en la delantera es donde más problemas tendrá el DT. Barrios y Nahitan Nández son inamovibles, pero el resto es una incógnita. Gonzalo Maroni o Julián Chicco son las opciones que le quedan dentro del plantel, pero el cuerpo técnico no está convencido de que sea el momento para poner a juveniles. Por eso apostaron a  retrasar unos metros a Cardona , lo que le solucionaría el problema atrás y le abriría las puertas a un tridente ofensivo natural: Pavón y Espinoza por los costados y Guido Vadalá  en el centro del ataque, ya que ni Walter Bou ni Junior Benítez se concentraron por sus lesiones.

El conjunto de Humberto Grondona viene de perder ante Talleres y el Xeneize necesita un triunfo para asegurarse culminar el año puntero. La oportunidad ideal para cerrar un 2017 que arrancó como para que nadie quisiera que termine y que, ahora, parece no tener final.