El irresistible atractivo de Kubo: ¿qué puede esperar el Madrid de él?

Comentarios()
(C)Getty Images
El jugador japonés debutó contra el Bayern y demostró unas cualidades futbolísticas y emocionales notables.

Takefusa Kubo pasaba por ser un fichaje de cantera más. El Real Madrid, de hecho, decidió no presentarle públicamente, como sí hizo con Rodrygo. Es parte de una estrategia global que lleva años gestándose en el club y que busca reclutar los mayores talentos antes de que sean más conocidos. Con el mercado disparado, se entiende que es la manera de asegurar un club competitivo en los años venideros. Kubo,en su día canterano del Atlético, ha necesitado solo unos pocos minutos en un partido de pretemporada para disparar la curiosidad. 

No es un desconocido para los clubes, que han pujado por él este verano, pero los aficionados no esperaban ver en él ciertas cualidades. Lo primero, la técnica, porque Kubo es un jugador fantasioso, capaz de hacer diabluras con el balón. Pero no es solo eso, también hay otra cuestión que llama la atención y que, en un club como el Real Madrid, es importantísima: la actitud. 

El artículo sigue a continuación

Takefusa Kubo, contra el Bayern, en un no muy buen partido del Real Madrid, pidió el balón, no rehusó ir al contacto e incluso se dedicó a recololcar a algunos compañeros. No es habitual y, de algún modo, recuerda al Vinicius de la pasada temporada, cuando el equipo naufragaba pero el brasileño no dejaba de intentarlo. No siempre es así, la personalidad es, en ocasiones, lo que separa a los jugadores de cuajar en un entorno tan hostil como el Madrid. 

Además, Kubo es japonés, y eso tiene unas connotaciones mediáticas importantes, será seguido con más intensidad que otros por su nacionalidad. Él es el primer asiático en jugar en el Real Madrid. Él lo lleva con resignación: "No me gusta que se hable tanto de mí. Sé lo que pasa en mi país y toda la atención que hay sobre mío, pero creo que la gente se ha vuelo un poco...".

Hay, sin embargo, una duda final con Kubo ¿es lo correcto que vaya al Castilla? La idea era, y por el momento sigue siendo, que forme parte de ese equipo, aunque su ficha sea técnicamente del Juvenil A. La Segunda B, donde estará a las órdenes de Raúl, es una categoría dura, con muchos jugadores profesionales y una agresividad que puede ser un problema para un jugador así de joven. ¿Es el lugar adecuado? hay que tener en cuenta, además, que el Madrid tiene ahora mismo cubiertas las plazas de extracomunitario en el primer equipo y que eso hará más difícil que Kubo pueda subir, especialmente si se tiene en cuenta que Rodrygo partirá también del filial y, en su caso, con idea de que forme parte del A con frecuencia.

Cerrar