Noticias En vivo
Copa Argentina

El DT de Morón, sobre River: "Debemos aprovechar que están golpeados, pero es su última chance de lograr algo"

4:32 p. m. COT 12/11/17
San Lorenzo Deportivo Moron Copa Argentina 20082017
Otta confía en sus "soldados" y aclara que no pueden cometer errores si quieren pasar a la final el domingo, ante el equipo de Gallardo.

"Vení vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar. Que de la mano..."  El hincha del Deportivo Morón completa automáticamente esa canción con el nombre de Walter Nicolás Otta , el cordobés que se transformó en ídolo en el Oeste del Gran Buenos Aires al llevar al equipo a la Primera B Nacional después de 17 años en la Tercera División del fútbol argentino.

No borra su tonada y su acento pese a que llegó desde muy joven a Campana para cumplir el sueño de vivir del fútbol en una carrera completamente nómade . Vivió y jugó en once países. Nació futbolísticamente en Villa Dálmine, donde hizo inferiores, ganó el título de Primera C en 1996 y volvió tras su periplo por toda América y Europa. Estuvo en Bolivia, Perú, Chile, Ecuador, Portugal, España, Alemania, Inglaterra, Honduras y Canadá . Terminó su carrera con sus pasos por Sportivo Barracas Bolívar, el Viola y Fénix. 

Como entrenador también nació en Campana: sacó campeón a La Fueguina en la pequeña liga local por primera vez en su historia; pasó a Dálmine, que estaba por descender a la Primera D, y lo ascendió a la B Metro. En Acassuso, un pequeño club de la zona norte de Buenos Aires, cumplió la mejor campaña con él como DT: fue subcampeón de la Tercera División. Y en Morón llegó el plato fuerte con el título conseguido el último 6 de junio, cuatro fechas antes del final del torneo. Ahora el objetivo es mantenerse en la Segunda categoría, pero también sueña porque está entre los mejores cuatro de la Copa Argentin.  

Seguramente sea una de las la semanas con más adrenalina de su corta carrera como entenador, en la que ya lleva más éxitos que en su extenso trayecto como futbolista, siempre con el valor fundamental del trabajo y un estilo de liderazgo carismático. River, herido tras su peor semana en años, aparece en el camino en una de las semifinales de la Copa Argentina

-¿Cómo se le juega a River?
-La semana la preparamos de manera especial, es algo mucho más que motivante jugar con River, pero para nosotros lo más importante es que jugamos la Copa Argentina. Hay sólo cuatro equipos que la juegan. Esa es la motivación más grande. Es difícil pensar en las virtudes que tiene River, obviamente que va a ser mucho más complicado el partido si nos ponemos a pensar en todo lo que tiene River. Nosotros trataremos de armar un equipo combativo, competitivo, que esté a la altura y que podamos hacer el mejor partido de nuestras vidas . De esa manera creemos que estamos en condiciones de, por lo menos, equiparar un poco el trámite del partido.

-¿Qué tiene que pasar para que Morón le gane a River?
-Nosotros tenemos que hacer el partido perfecto. Y hacer el partido perfecto depende de que ellos tengan una tarde mala o que erren mucho.

-¿Es mejor que River llegue golpeado como llega o preferías a un River agrandado y distraído?
-Tiene dos formas de verse: que llegan golpeados y podemos aprovecharnos de eso, pero también se puede ver que es la última chance que tiene River de lograr algo en el año, con jugadores que están acostumbrados a ganar. Va a ser muy difícil que no lleguen con la motivación necesaria para luchar con todo. De las dos maneras iba a ser difícil para nosotros.

-¿Practicaron penales?
-Siempre. Siempre que jugamos Copa Argentina practicamos.

-¿Qué jugador de River te gustaría tener en tu equipo?
-Sería difícil. Cualquier jugador que yo nombre, tengo un jugador de Morón en esa posición. Así que elijo a mis jugadores, a los soldados nuestros.

-En estos partidos entre los grandes equipos de Argentina y los de Ascenso, si la diferencia no lo hace lo futbolístico, termina haciéndolo lo físico, ¿es así?
-En lo físico están todos los equipos equiparados. Ahora se nota con un equipo de Primera porque te hacen correr más, porque son técnicamente mejores. Manejan mucho más la pelota y vos corrés mucho más de lo que habitualmente lo hacés. Desde lo físico todos trabajan de una manera muy parecida. La diferencia está en la técnica individual de cada jugador y la jerarquía que River tiene en cada jugador.

-¿Cómo se hace para mantener a tu grupo de trabajo concentrado en el objetivo de mantener la categoría cuando tenés algo tan grande por delante como este partido?
-Se nos ha hecho difícil meter la cabeza en el torneo. No hemos tenido partidos tan malos pero tampoco hemos logrado un rendimiento superlativo salvo en alguna ocasión. Es imposible no pensar también en todo lo bueno que el equipo ha hecho en la Copa Argentina . Estamos en semifinales. Es muy difícil llegar a donde llegamos. Y más enfrentando a los equipos que hemos enfrentado. Enfrentamos a cuatro equipos de Primera. Sólo con uno fuimos a penales y a los otros les ganamos en cancha y con el arco en cero. Es muy bueno lo que hicimos en la Copa Argentina. Es difícil sacar de la cabeza todo lo bueno que puede llegar a venir si seguimos avanzando. 

-En Acassuso, como en Morón, también llegaste lejos en la Copa Argentina y siempre mantuviste al arquero que en el torneo es suplente. ¿Por qué?
-Confiamos en los arqueros que tenemos. Lo hemos hecho siempre porque estamos convencidos de que tenemos arqueros competitivos. Tenemos que tener bien a todos. Tenemos un muy buen arquero en el torneo, de los mejores de la categoría, un arquero de Primera División sin lugar a dudas como Milton Álvarez. Pero Julio Salvá es muy bueno. Nosotros lo trajimos convencidos de que puede atajar en Morón. Ninguno se puede relajar, la motivación la tienen los dos, la exigencia la tienen los dos .

EL CAMINO DE MORÓN HASTA LA SEMIFINAL