Noticias En vivo
Argentina

Dybala, Icardi y el estigma de ser los sucesores de Messi

3:26 p. m. COT 16/10/18
Dybala Argentina Brasil Amistoso internacional 16102018
Una vez más, los dos atacantes de la Selección argentina quedaron en deuda. Ante Brasil no se pudieron lucir y piden a gritos "ser uno más".

En tiempos de Lionel Messi ausente, entre su descanso no expresado y su regreso aún sin fecha definida, la Selección argentina sigue en la búsqueda de un sucesor, incurriendo en un grave error: Leo hay uno solo, como hubo un solo Maradona y recién a 20 años de sus días más gloriosos apareció alguien con la suficiente capacidad para disputarle ese lugar en el altar.

Dos nombres se impusieron desde hace ya un tiempo prudencial en el que ninguno de ellos aprovechó la oportunidad: Paulo Dybala y Mauro Icardi. Primero fue la Joya, de grandes rendimientos en Juventus y sostenido en aquella polémica de "no pueden jugar juntos" con la Pulga. Y luego Mauro, el rosarino que dejó La Masía para ser capitán de Inter pero ni ser el goleador de la Serie A le alcanzó para llegar al Mundial.

El amistoso ante Brasil era la primera prueba de carácter para esta nueva generación, liderada por Lionel Scaloni hasta que AFA logre dar con el nuevo director técnico. Y ambos jugadores terminaron con calificación baja, una vez más. Producto del planteo cauteloso, tal vez. Pero nunca se los vio dispuestos a sorprender y romper con lo planeado.

En el caso de Dybala, jugó recostado sobre la derecha del ataque, buscando la posición para el enganche hacia adentro, pero nunca pudo mostrarse cercano al área. Y en el caso de Icardi, quedó demasiado lejos de sus compañeros y prácticamente aislado en el área, sin entrar en contacto con la pelota. El primer gol Albiceleste se hace esperar: el cordobés lleva 16 participaciones (nueve como titular) sin convertir, mientras que para el de Rosario son seis (cuatro desde el inicio).

Los dos tienen un enorme futuro por delante, pero de él deberán borrar lo que, hasta ahora, se parece a una cruz que nunca quisieron y no parecen soportar: el cartel de "sucesores de Messi".