Debut de Fernando Torres en el Atlético de Madrid: goles, minutos y anécdotas

Última actualización
Getty y TVE

Fernando Torres apenas había llegado cinco años antes al Atlético de Madrid tras ser incorporado después de los informes de los ojeadores rojiblancos que habían visto a un chaval joven, rubio y pecoso, deslumbrar con su fútbol y con su habilidad para hacer goles.

Si un 23 de agosto de 2019 colgaba las botas, 18 años atrás, un 27 de mayo de 2001, dio el salto al primer equipo con el que debutó y lo hizo en circunstancias tan especiales como difíciles ya que el Atlético de Madrid se estaba jugado el ascenso a Primera en ese primer añito en el Infierno. Se medían Atlético de Madrid y Leganés, en el Calderón, en un partido a pleno sol y donde la afición que abarrotaba más que nunca el estadio, veía que diez minutos después de celebrar un gol de Luque, este era cambiado por un chaval del que se oían cosas buenas, pero que pocos conocía. Con el 35 a la espalda se presentaba sobre el césped del mítico estadio Fernando José Torres Sanz.

El primer gol de Torres

El partido ante el Leganés le valió para quitarse el gusanillo de los nervios por debutar con el equipo de su vida y en el estadio donde semanas antes era él quien presenciaba los partidos desde la grada y ahora estaba en el césped. No obstante fue la semana siguiente cuando cinco minutos después de sustituir a Kiko en Albacete cabeceó para marcar su primer gol atlético.

Pese a que fue un soplo de aire fresco y un revulsivo llegando a jugar esos cuatro últimos partidos de Liga (ya fuera como titular o entrando desde el banquillo) ayudando a que el Atleti los ganara por 1-0, se quedaron a las puertas del ascenso para seguir otro año en Segunda. Sumaría dos más de Copa donde el Atlético cayó ante el Zaragoza sin alcanzar la final. 

La llegada e influencia de Luis Aragonés

Si Carlos García Cantarero le había brindado la oportunidad de debutar, la temporada siguiente llegó Luis Aragonés al rescate del club y a consolidar a un Niño que fue titular ya indiscutible y uno de los artífices del ascenso a Primera. El Sabio, quien falleció en 2014, fue imprescindible en el crecimiento de Torres en el Atlético y de hecho, Fernando le considera su padre futbolístico.

Con el ‘9’ a la espalda, heredado de Salva Ballesta y con un recién llegado Diego Alonso como compañero en ataque, el Atlético ganó de calle aquella liga en Segunda para volver a la máxima.

El artículo sigue a continuación

Estadísticas del Niño en Segunda

Desde el principio Aragonés confió en Torres quien tras las salidas de jugadores importantes como su ídolo Kiko, Toni o López, asumió los galones para echarse al equipo a la espalda pese a su imberbe juventud. 37 partidos (solo superado por Nagore, Aguilera, Diego Alonso y Movilla) y siete goles (solo superado por el Pichichi Diego Alonso, Correa y Aguilera) fueron algunos de sus datos en su primera campaña completa.

Pero más allá de los datos lo cierto es que consiguió convertirse en ídolo total de un Calderón necesitado de héroes en ese segundo añito en el Infierno.

Banner Telegram Atetico Madrid