Noticias En vivo
Real Madrid

Lorenzo Sanz lo desvela: Messi, Luis Aragonés y Thierry Henry pudieron ser del Real Madrid

1:43 p. m. COT 21/02/19
MESSI VARANE BARCELONA REAL MADRID COPA DEL REY
Lorenzo Sanz, expresidente del Real Madrid, pasó por los micrófonos del programa Ídolos, donde recordó los fichajes que pudieron ser, pero no fueron.

Lorenzo Sanz, expresidente del Real Madrid, pasó por los micrófonos del programa Ídolos, donde recordó los fichajes que pudieron ser, pero no fueron. Leo Messi, Luis Aragonés y Thierry Henry pudieron ser blancos un día, tal y como recuerda el exmandatario de la casa blanca.

Los futbolistas que pudieron ser del Real Madrid y por uno u otros motivos no lo fueron

Lorenzo Sanz habla sobre Messi, cuando pudo ser merengue en lugar de azulgrana: “El representante actual de Asensio es el que trajo a Messi a España. Es argentino, íntimo amigo de la familia de Messi. Él se venía a España y los padres le dijeron que al niño había que llevárselo a España. Y él respondió que no sabía si iba a ir a Madrid o a Barcelona y resulta que fue a Barcelona. Pero los padres le dijeron que el jugador iría donde fuera él".

El exdirectivo blanco reconoce que tuvo a Henry con el acuerdo firmado: “Me quedé con el contrato de Thierry Henry firmado en el cajón. Él jugaba en el Mónaco, le convencimos y llegó a firmar el contrato, pero cuando le teníamos metido en el avión para venirse a Madrid, llegó el padre y dijo que no podía irse, que le daba miedo, que el presidente del Mónaco… Yo le dije que no se preocupara, que yo lo arreglaba, pero al final que no, que no, que no y ahí se jodió la operación. Pero con el contrato firmado”.

El mandatario reconoció que Luis Aragonés estuvo a las puertas del Real Madrid por dos veces: "Luis Aragonés pudo ser entrenador del Real Madrid dos veces. La primera vez, cuando nosotros llegamos en 1985, el entrenador era Luis Aragonés. Y te cuento, además, porque era muy amigo mío. Nos juntábamos casi todos los días en una cafetería en Bernabéu y en mi casa prácticamente cerramos el acuerdo para que se viniera. A él le quedaba un año de contrato con el Atlético de Madrid y Vicente Calderón estaba en el extranjero. Luis pensaba que cuando volviera a Madrid, le iba a convencer para dejarle libre y él poderse venir. Efectivamente, llega Vicente Calderón y le dice que no. Pero el entrenador era Luis Aragonés. Él empezó en el Plus Ultra, que era la cantera del Madrid, pero Vicente Calderón le dijo que tenía que cumplir su contrato. Y después hubo incluso otra ocasión, que creo recordar que era cuando entrenaba al Espanyol. Hubo un momento de poder cerrarlo y hacerlo, pero al final…"