Cómo Cristiano y Messi cambiaron la cara del fútbol

Comentarios()
Goal
No hay palabras para describir los logros que han conseguido estos dos 'extraterrestres'. Es casi imposible que alguien los pueda igualar en el futuro

Cuando Tiger Woods entró en en escena en el golf, tal era su dominio que en algunos sitios alteraron el terreno en donde se jugaba para que los demás competidores pudieron tener una oportunidad de no quedar segundos. Las leyes del juego no se pueden alterar simplemente porque un jugador u otro es mejor que el resto. No hay manera de perjudicar al mejor porque el resto no son de su estándar.

Cómo Cristiano y Messi se beneficiaron del fútbol moderno

Esto significa que Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son los únicos 'Tigres' en la ciudad jugando con las presas. Han sido tan buenos durante tanto tiempo que es casi imposible mantener los éxitos de aquellos que les precedieron en el pasado o que les sucederán en un futuro. Nos han hecho revaluar la definición de lo que es un gran jugador y lo que hace un gran jugador.

El fútbol es como la música. Todas las generaciones decimos que las canciones de nuestra juventud eran las mejores de la historia. Algo similar pasa con los futbolistas. Si preguntamos a alguien que tuvo su adolescencia en los 60, su respuesta sobre quién era el mejor sería la de George Best o Pelé. Un chico de los años 70 habría dicho Johan Cruyff.

especial crmessi

Los que crecieron en los 80 dirían Michel Platini, mientras que los de los 90 tendrían que elegir entre Ronaldo Nazario o Zinedine Zidane. Años más tarde, Ronaldinho fue el que dirigió el espectáculo. A partir de ahí ocurrió algo fuera de lo común. Cristiano Ronaldo y Lionel Messi se convirtieron en mayores de edad y eran objetivamente mejores que cualquier jugador de antes.

En el transcurso de esta década han monopolizado todos los logros individuales del fútbol. Es como si los récords establecidos por Alfredo Di Stefano, Paulino Alcántara, Gerd Müller y todos los demás estuvieran destinados a ser destruidos por Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Las estadísticas son increíbles.

Donald Lippincott, estadounidense, logró el primer récord mundial de los 100 metros lisos de la IAAF en 1912 con un tiempo de 10.6 segundos. La mejor marca mundial actualmente la tiene Usain Bolt en 9.58, lo que significa una mejora de cerca del 11% en 97 años.

Raúl fue el máximo goleador del Real Madrid antes de que llegase Ronaldo. Anotó 323 goles en 741 partidos. Una cifra impresionante, ya que la consistencia y la resistencia necesaria para jugar 741 encuentros con la elástica blanca es bastante complicado, pero lograr un gol prácticamente cada dos partidos era prácticamente un hito.

Sin embargo, Cristiano marcó 324 goles en 310 partidos. Eso es una mejora de más del 100% -no mediante siglos o décadas- solamente unas pocas temporadas después de que Raúl lo estableciera. Por otro lado, Messi derribó el récord de Alcántara de goles anotados por un jugador del Barcelona en 2014, una marca que había durado 87 años.

raul especial

No tiene sentido tratar de enumerar todos los registros que han conseguido. Basta con decir que son todos. Por club, por país, en competición continental, en competición nacional, en goles... en lo que sea. Los nombres que encabezan esas listas siempre son los mismos. Solo vemos Ronaldo y Messi por todas partes.

Entre ellos han ganado los últimos nueve Balones de oro. El argentino tiene cinco, mientras que el luso posee cuatro. Hace una vez los jugadores que soñaban con ganar uno -como Ronaldinho, Best o Zidane- o quizás dos como Ronaldo, Di Stefano o Franz Beckenbauer. Solo los más, más grandes como Platini, Cruyff o Van Basten tuvieron tres en sus manos. ¿Cuatro? ¿Cinco? Imposible.

Messi vs. Cristiano: en números

No hay palabras para describir los esfuerzos que han realizado estos dos 'extraterrestres' en la última década. Esto no puede convertirse en el nuevo estándar. No hay ser humano que pueda ni acercarse a ellos. Cuando ambos se retiren tendremos que reajustar nuestras expectativas sobre lo que significa ser un gran jugador. Un día nos despertaremos y este sueño habrá acabado.

No basta con decir que Ronaldo y Messi han mejorado el fútbol. Lo han cambiado. Esto no es como Arsene Wenger enseñando a los jugadores ingleses a comer bien y a cuidarse a sí mismos. Eventualmente todo el mundo puede hacer eso y ponerse al día. Esto tampoco es como los cambios tácticos de Pep Guardiola. Las ideas vienen y van en este juego. Messi y Ronaldo están lejos de cualquier cosa que haya pasado o que vaya a pasar en el fútbol. Es casi imposible que cualquiera que venga por detrás pueda igualarlos.

Cerrar