¿Cómo afecta el Ramadán en el Mundial?

Comentarios()
AFP
Varios jugadores musulmanes que participarán en Rusia 2018 podrían cumplir con el estricto ayuno que impone el mes de abstinencia en la previa del torneo.

Cada vez falta menos para que comience el Mundial de Rusia 2018. Este viernes, por lo pronto, se celebró el sorteo en el que se definieron los ocho grupos para las 32 selecciones que buscarán quedarse con el trofeo de campeón. 

Mientras tanto, ya surge un pequeño problema para algunas selecciones que participarán de la cita mundalista en Rusia: el mes sagrado del Ramadán, que en 2018 irá desde el 15 de mayo hasta el 14 de junio, justo el día que arranca el Mundial.

En este período, se impone un estricto ayuno durante el día, a modo de purificación, en el que hombres y mujeres deben abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales. En cambio, pueden comer antes del amanecer y luego del atardecer. 

Mesut Özil y Sami Khedira, de la Selección alemana, o Paul Pogba, de Francia, son casos de estrellas que estarán en Rusia, practican la religión musulmana y deberán decidir si cumplen o no con el ayuno en cumplimiento de la orden del noveno mes sagrado. 

El artículo sigue a continuación

Uno de los que ya se refirió a este asunto es el entrenador de Túnez, Nabil Maaloul, quien celebró este viernes ser sorteado en el Grupo G, pensando en las consecuencias que puede acarrear el Ramadán: "No quería jugar en los primeros dos grupos porque el Ramadán termina el 14 de junio y es cuando ayunan los jugadores".

Este "problema" lo tendrán las selecciones de otros cuatro países árabes que estarán en la cita máxima. Arabia Saudita y Egipto integran el Grupo A y jugarán el 14 de junio, mientras que Marruecos e Irán, integrantes del Grupo B, saldrán a la cancha el 15, apenas un día después de terminado el ayuno. Nigeria, Senegal y el mencionado Túnez tendrán un poco más de aire.

El Islam establece, además, que sus fieles deben rezar durante el mes del Ramadán cinco veces al día, otro factor que podría afectar a los jugadores musulmanes mundialistas ya que se arriesgarían a perder masa muscular y bajar su rendimiento futbolístico, aunque varios estudios hechos por la propia FIFA indican que, si el Ramadán se respeta de manera apropiada, no habrá reducción en los rendimientos físicos de los jugadores.

Cerrar