Avanzar en Carabao Cup apretará el calendario de los Wolves

Comentarios()
Getty
El delantero mexicano ha mostrado un declive en su rendimiento físico, algo que le ha impedido continuar con su racha goleadora.

Por Jhon Guiñan


Los Wolves dejaron la vara muy alta tras lo conseguido en la temporada pasada. Y ahora no es tan sencillo repetir la hazaña en la Premier League, pues el calendario es mucho más exigente y el equipo de Nuno tiene que prepararse para competir a un alto nivel cada tres días.

La Manada, de momento, no ha conseguido los resultados deseados y eso tiene que ver con la cantidad de partidos que acumula. Los Wolves tienen un plantel limitado y resulta imposible hacer rotaciones sin comprometer el nivel colectivo, siendo Raúl Jiménez el más afectado.

Una 'mala' noticia para los Lobos vino este miércoles, pues el equipo logró avanzar en la Carabao Cup, luego de derrotar en tanda de penales al Reading. Por lógicos motivos, el romperredes mexicano no fue convocado, pero se sumará un duelo más a la agenda del equipo, que si llegara a acceder a las semifinales, podría disputar hasta ocho partidos en enero.

El delantero mexicano, principal referente ofensivo del equipo inglés, es el tercer futbolista que más ha utilizado Nuno en lo que va de temporada. Jiménez ha disputado un total de 504 minutos en la Premier League, solamente lo superan Rui Patricio y Conor Coady con 540.

Todo este desgaste se ve reflejado en el declive que ha tenido Raúl en su rendimiento: en sus primeros partidos de la temporada, el canterano del América promediaba una distancia recorrida de 9 kilómetros; tras la Fecha FIFA, tan solo promedia unos 6 kilómetros por partido

¿POR DÓNDE SE MOVIÓ RAÚL JIMÉNEZ ANTE CRYSTAL PALACE?

El rendimiento físico de Jiménez es directamente proporcional a su producción goleadora. Por el estilo de juego de los Wolves, mientras más se mueve en cancha, más opciones tiene de marcar un gol. Si no está al 100%, es complicado comandar contragolpes o desmarcarse en el área.

Sobre esa base, el mexicano necesita cuanto antes entrar en las rotaciones de Nuno, recuperarse del desgaste realizado en las últimas semanas y luego volver en óptimas condiciones para seguir haciendo historia con los Wolves. ¿El problema? Su equipo lo necesita siempre en cancha.

Cerrar