Asensio podría regresar antes de la Eurocopa 2020: Así será su recuperación

Comentarios()
Getty Images
La lesión le llega en un momento muy sensible y podría tomarle hasta nueve meses volver al fútbol. Dos factores ayudaron a Jesé en este mismo proceso

Marco Asensio cayó lesionado de gravedad este miércoles ante el Arsenal. El mallorquín sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda, lo que significa una de las peores lesiones posibles para los futbolistas. Un golpe duro para el Real Madrid, pero sobre todo, para el propio jugador madridista. Marco sabía que esta temporada era muy importante para revertir la mala imagen del pasado curso, había renunciado a la Eurocopa Sub-21 para prepararse a conciencia este verano para rendir así al máximo desde el primer día, como estaba demostrando este mismo encuentro ante el Arsenal. Y sin embargo, después de ese fatídico partido en Estados Unidos, ahora lo que le espera al ‘20’ blanco es un mínimo de entre seis y nueve meses de rehabilitación hasta poder regresar a un partido con la camiseta merengue. Un proceso arduo y complejo, que Goal desgrana paso a paso.

En primera instancia, Asensio tendrá que pasar por quirófano en las próximas fechas, según ha confirmado el club blanco, aunque todavía no se ha desvelado ni el doctor ni el lugar donde se llevará a cabo la operación. Se espera que sea en España. En el caso de Jesé Rodríguez, sin ir más lejos, fue sometido a cirugía en la Hessingpark-Clinic de Augsburgo por el doctor Ulrich Boenisch, un especialista globalmente reputado en la materia. El canario fue el último que sufrió esta misma lesión en el Real Madrid.

LA RECUPERACIÓN FÍSICA

A partir de la operación, y durante los primeros tres meses, el proceso de recuperación consistirá básicamente en esperar a la cicatrización de la sutura. Y mientras tanto, deberá hacer ejercicios para recuperar la movilidad y la fuerza en la zona afectada, además del mantenimiento físico general. Según ha podido consultar Goal con fuentes autorizadas en la materia, en los últimos tiempos los médicos recomiendan estirar esta primera fase de la recuperación, y podría alcanzar incluso cuatro meses desde la cirugía.

En la siguiente fase –a partir del tercer o cuarto mes-, Asensio debería ir entrando progresivamente en el campo de juego. Lo primero y esencial es recuperar el tono muscular general, así como la capacidad aeróbica. Y poco a poco, irá haciendo ejercicios en el campo, tocando balón, e incluso al sexto mes podría ir completando ya alguna sesión con el resto del equipo. Aunque es la etapa más ‘apetecible’ y más motivante por ver cada vez más luz al final del túnel, lo recomendable es no arriesgar lo más mínimo en esta fase tampoco, con lo que podría alargarse también otros cuatro o cinco meses, dependiendo de las sensaciones del propio jugador lesionado. Y ahí existe una diferencia abismal entre el alta médica y la llamada alta competitiva

Así las cosas, en principio la recuperación para una lesión como la que ha sufrido Marco Asensio podría variar desde los seis a los nueve meses, según fuentes médicas consultadas por Goal. Siendo finales de julio, eso significa que quizás los espectadores al fútbol podrían ver al mallorquín sobre el verde en partido oficial antes incluso de que acabe la próxima temporada. En algún momento entre febrero y abril, probablemente. Ahí está el ejemplo muy cercano en la Casa Blanca de Sergio Llull, que también se rompió la rodilla a principios de agosto y regresó a finales de abril esa misma temporada. 

Eso sí, para ver de nuevo al ‘viejo’ y verdadero Asensio, seguramente haya que esperar hasta la campaña siguiente. Eso siempre que se recupere completamente la versión actual del ‘20’ blanco, obviamente. Y esta es la fase más incontrolable y volátil después de una lesión de estas características. Como decíamos, se puede recuperar la salud de la articulación y que ello no conlleve recuperar el mismo estado de gracia previo. Sin ir más lejos, el propio Jesé nunca terminó de recuperar ni la velocidad ni la confianza ni el físico que tuvo antes de romperse la rodilla, aunque también existen multitud de ejemplos de una recuperación plena en la élite.

El artículo sigue a continuación

LA RECUPERACIÓN MENTAL

Ahí juega un papel importante la mentalidad, además del físico. Y en el caso concreto de Asensio, confluyen tres factores que juegan en contra de su reconocible fortaleza, según especialistas autorizados: que la rodilla dañada es la de golpeo (la izquierda), con lo que es más lesiva aún la lesión; que Asensio no había sufrido aún una lesión de semejante gravedad; y que además esta lesión le llega sin haber competido desde final de mayo –aunque pudiera haber estado ejercitándose de manera individual-, con lo que es probable que le cueste aún un poco más de tiempo recuperar el tono físico completo.

Según ha podido saber Goal, en el caso concreto de Jesé –que sufrió la misma lesión que Asensio- fue de gran ayuda moral un par de aspectos en su recuperación. El primero, que pudo visitar a su familia en Canarias en un par de ocasiones, durante unos 7-10 días cada vez, para recargar energías junto a los suyos. Y la segunda, un libro de superación-motivación que le regaló un empleado del propio Real Madrid y que el canario ‘devoró’. Con todo ello, Jesé necesitó de ocho meses y medio para volver a jugar en partido oficial con el equipo blanco, después de haber sufrido además una infección en la rodilla que significó un mes más de recuperación adicional. Unos plazos que, si se exportaran al caso de Asensio, le podrían permitir regresar al fútbol antes del inicio de la Eurocopa 2020. Una cita que, aun así, se estima que le llegará demasiado pronto al mallorquín.

Cerrar