Asamblea o referéndum: a debate los 1.500 millones del Espai Barça

FC Barcelona

Joan Laporta suspendió la Asamblea de la semana pasada en medio de un intenso debate. La discusión se centraba, a pocos minutos del Barça-Valencia, en la financiación del Espai Barça. Sobre la mesa, una propuesta ambiciosa para firmar un préstamo de 1.500 millones de euros a devolver a 30 años al fondo de inversión americano Goldman Sachs. El tema no se enfocaba exclusivamente a la necesidad o no de conseguir el crédito para inciar las obras, sino en las dudas de los compromisarios a decidirlo en una Asamblea con 600 participantes. Algunos de ellos pidieron intensamente un referéndum entre todos los socios del club, algo que la junta directiva de Laporta comprendió y aceptó.

Este sábado, los compromisarios de la Asamblea tendrán en sus manos la decisión de elevar la financiación del nuevo Camp Nou, el nuevo Palau Blaugrana, las instalaciones adyacentes y la nueva urbanización del entorno a consulta vinculante con todos los miembros asociados del club. Sin embargo, hay quién todavía duda de la idoneidad de aprobarlo en primera instancia en la Asamblea. "Pedimos el 'no' porque sería la garantía de que el referéndum vaya antes y sea vinculante", comenta Marc Cornet, portavoz de Seguiment FCB. "Si primero va a la Asamblea, según los Estatutos ya estaría", dice el representante del grupo de opinión.

El artículo sigue a continuación

Según el artículo 20.7 de los Estatutos, un préstamo superior al 10% de los ingresos tiene que ser aprobado por la Asamblea. Así lo defiende Elena Fort, vicepresidenta institucional del club. "Tenemos la obligación estatutaria de someter la financiación a la Asamblea", expresa Fort en declaraciones a Goal. Una vez aprobado por la Asamblea, se trasladará a todos los socios: "Como la gente expresó sus reticencias, someteremos la decisión a un segundo control, que es el del referéndum. Será vinculante. Si en el referéndum sale 'no', no se tirará adelante".

Seguiment FC pide, sin embargo, que los asambleístas voten 'no' o que se retire el punto del orden del día y que se decida inicialmente en referéndum para que, luego, la aprobación asamblearia sea un mero trámite. "Si se vota 'no', todo se haría según los estándares democráticos exigibles al Barça y se cumpliría la voluntad expresada verbalmente por los compromisarios para que la decisión no recaiga en unos pocos, sino en todos", comenta Cornet. Pero la vicepresidenta Fort insiste, la Asamblea decidirá si la decisión va a un referéndum vinculante: "Si se vota 'sí', iremos a referéndum porque es el compromiso del presidente y de la junta. Como los socios manifestaron sentirse demasiado responsables para tomar esa decisión, pedimos que lo aprueben y lo más rápido posible será sometido a referéndum".

Ahora bien, si la Asamblea vota 'no', la junta considera que no habrá lugar a referéndum. "Si la Asamblea no lo aprueba, los socios no tiene nada que ratificar", dice Elena Fort. "Si sale que 'sí', lo llevaremos a ratificación. Si sale que 'no', ya estará decidido. Hacer un referéndum para decidir esta financiación no se ajusta a los estándares jurídicos del club, no lo podemos hacer. Tenemos que evitar problemas", concluye la vicepresidenta. El debate está garantizado.