Al Sevilla se le apagó la luz sin Banega y al Bayern se le encendió con James Rodríguez

Comentarios()
Getty
Tras un gran primer tiempo, al equipo de Nervión le faltó la batuta del argentino para tener el balón cuando los alemanes apretaron.

El Bayern de Múnich encarriló este martes su pase a las semifinales de la UEFA Champions League firmando una gran segunda parte ante el Sevilla en el Ramón Sánchez-Pizjuán que le valió para ganar 1-2 y hacer el olvidar la exhibición local del primer acto.

El sueño del Sevilla se topa con el Bayern (1-2)

Montella confió su planteamiento inicial a la magnífica presión de sus hombres de ataque, Vázquez, Ben Yedder, Correa y Sarabia robaban rápido y volaban a la contra pillar desprevenido al conjunto alemán. Así llegaron las dos ocasiones más claras ambas en las botas de Sarabia. La primera la mandó fuera por poco, la segunda fue a la red.

El Bayern sufría pero se encomendó a su talento individual para calmar el zafarracho sevillista y Ribery, tras jugada individual, se valió del desafortunado rebote en las botas de Navas para igualar el choque haciendo inútil la estirada de David Soria. Los de Nervión ganaban a los puntos en el descanso pero no en el marcador.

Sevilla Bayern Champions League 03042018

Heynckes cambió la contienda tras el paso por vestuarios. La recaída de Arturo Vidal vino bien a los alemanes, que tuvieron más control de balón con James Rodríguez en el césped y fueron los que empezaron a presionar alto al Sevilla. Sin Banega para que circulara el juego, N'Zonzi y Pizarro eran incapaces de sacar el balón limpio, las piernas ya no funcionaban igual para morder a Hummels y Boateng y en los primeros 30 minutos, el Bayern inició un monólogo de posesión y ocasiones que se reflejó en el marcador.

El artículo sigue a continuación

La patada de Vidal a Correa que pudo ser penalti

Primero Javi Martínez rozó el 1-2 pero lo salvó Soria con una brillante estirada. Fue el preludio del gol, el omnipresente Ribery colgó y Thiago marcó tras un nuevo rechace en un rival. Con la entrada de Sandro y Muriel, el Sevilla volvió a tener gasolina para presionar pero Ulreich salvó el 2-2 sacando de la escuadra un tiro de Sandro.

El Sevilla tendrá que buscar un milagro en el Allianz Arena si quiere seguir soñado en la UEFA Champions League aunque en Múnich al menos tendrá el faro de Banega para tratar de competir una eliminatoria que se puso muy cuesta arriba.

Cerrar