Al-Khelaifi: "Nadie obligó a Neymar a firmar y Mbappé va a seguir al 200%"

Comentarios()
Getty Images
El presidente del PSG es muy tajante sobre el futuro de sus grandes estrellas

Mbappe no, Neymar sí. El presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, ha dado una muy esperada entrevista a France Football. En ella es claro en sus posiciones, se ha abierto la puerta para que salga alguna estrella del equipo, pero si eso se produce será Neymar en todo caso, no Mbappe. "¿Seguirá Mbappe en el PSG el año que viene? ¡No estoy 100% seguro, lo estoy al 200%! No voy a dejar ir a este jugador ni loco", señaló el mandatario. 

Tajante, muy claro, a pesar de que también le dejó un recado a su pupilo, aunque más que una reprimenda es un consejo paternofilial, una manera de explicarle que el liderazgo no se otorga, se gana. "Él quiere participar más en nuestro proyecto para crecer con el equipo, el club. Pero le expliqué que las responsabilidades no se piden. Hay que ir por ellas, a veces incluso arrancarlas. Como él es muy inteligente, estoy seguro de que lo entendió", explica el representante del dinero catarí en el PSG. 

Ese cariño por Mbappe contrasta con sus frases sobre Neymar. Frías, cortantes, diciéndole que no quiere caprichos en su plantilla. "Quiero jugadores dispuestos a dar todo para defender el honor de la camiseta y unirse al proyecto del club. Aquellos que no quieran o no entiendan, lo hablamos. Por supuesto, hay contratos que deben respetarse (firmó con el PSG hasta 2022), pero ahora la prioridad es nuestro proyecto", decía Al-Khelaifi en lo que es una nueva complicación para Neymar, que lleva un mes difícil por problemas extradeportivos y por una lesión que le ha dejado sin Copa América

El artículo sigue a continuación

"Nadie lo obligó a firmar aquí. Nadie lo empujó. Él vino a sabiendas para unirse a un proyecto", explicó el presidente del equipo parisino, en un fortísimo contraste con lo que decía cuando el idilio estaba vigente, en la presentación del jugador en 2017. 

Neymar, que costó 222 millones de euros, es el caso más evidente de una política derrochadora y cegada por el brillo de las estrellas que ahora apuestan por cambiar porque no ha traído a cambio el rendimiento europeo esperado: "Necesitábamos un electroshock. Nos ha faltado carácter y autoridad a todos, a mí el primero. No quiero más estrellas, en el mal sentido de la palabra. Tendremos magníficos fichajes, con una mentalidad ejemplar". Importante definición la de mentalidad ejemplar, pues los principales problemas de Neymar no tienen que ver con lo que se le ve en el césped. 

Para esta nueva era ha despedido a Antero Henrique y ha contratado de nuevo a Leonardo: "La idea no se me ocurrió un día. Me di cuenta de que los cambios eran esenciales, de lo contrario no íbamos a ninguna parte. Era hora de cambiar. En un determinado momento, todos los clubes deben darse un nuevo impulso. No podríamos seguir así"

Cerrar