Así les fue a los refuerzos de Millonarios en el estreno

Seis de las 12 nuevas caras del equipo embajador debutaron en la goleada sobre Patriotas.

Carlos Henao, defensa central, 6 puntos: jugó todo el partido y se le vio sólido en marca al lado de su pareja, Andrés Cadavid, también zurdo. Henao, quien enfrentaba a su exequipo, no fue muy exigido por el ataque boyacense. En ataque aportó con un tiro libre que causó peligro. 

Rafael Carrascal, volante de marca, 8 puntos: jugó todo el partido en la zona donde se le vio destacarse en Alianza Petrolera, en el mediocampo. A pesar de sus 23 años, no le pesó el debut. Al contrario, se mostró sobrio para trabajar en la recuperación y sumarse al ataque con cambios de frente y balones al vacío. 

Henry Rojas, volante por la izquierda, 7 puntos: jugó 67 minutos y fue sustituido por David Silva. Israel lo ubicó por la banda izquierda y allí logró hacer una buena sociedad con el lateral Deiver Machado. Producto de esa asociación llegó el segundo gol 'embajador': Rojas filtró un pase preciso que fue potentemente rematado por Machado. El volante zurdo de 28 años se mostró activo en el juego colectivo y se apuntó varios remates de media distancia.

Jónathan Estrada, volante creativo, 6 puntos: jugó 78 minutos en su regreso a Millonarios. Se le vio más maduro que en sus otros dos pasos por el azul. Ahora, con la 10 en la espalda, tiene la responsabilidad de ser el conductor del equipo. Al minuto 12 tuvo una jugada individual que no definió bien y pudo ser el 1-0. Luego trató de juntarse y de filtrar balones, pero no fue su mejor noche. Salió sustituido por otro enganche, Yulian Mejía.

Yulian Mejía, volante creativo, 7 puntos: estuvo 15 minutos en cancha y le alcanzó para marcar al minuto 86 el 3-0 con definición sutil, de derecha, luego de una asistencia de Deiver Machado. 

Óscar Barreto, volante por derecha, 5 puntos: entró al minuto 70 por el argentino Maxi Núñez, quien salió por molestias físicas. Barreto, bogotano, se ubicó por un extremo de la cancha tratando de surtir de balones al centro delantero, Michael Rangel, pero mostró poco de lo que se le conoció en La Equidad.