thumbnail Hola,

El ex arquero de Pachuca, Sporting de Barranquilla, Deportivo Cali, Atlético Nacional y la selección colombiana ha fallecido después de ser diagnisticado con muerte cerebral.

Miguel Ángel Calero ha fallecido a los 41 años de edad.

El ex guardameta de Pachuca en México, Sporting de Barranquilla, Deportivo Cali y Atlético Nacional así como la selección colombiana no se pudo recuperar de un segundo cuadro de trombosis, a cinco años de que un primer caso casi lo obligó a retirarse del profesionalismo.

Con un comunicado el Grupo Pachuca informó a la Opinión Pública que Miguel Calero había fallecido. "Cesaron sus funciones vitales" dice el informe de prensa del club donde se desempeñaba como entrenador de arqueros.

Así mismo informó que las actos funebres se harán hoy a partir de las 18:30 de México en el lobby del Auditorio Gota de Plata.

Calero es y permanecerá como uno de los embajadores colombianos de mayor trayectoria en el fútbol mexicano con más de 300 partidos jugados en el equipo hidalguense, erigiéndose en múltiples ocasiones como campeón de liga, así como de CONCACAF. En 2006 alcanzó el máximo logro del Pachuca y del fútbol mexicano a nivel de clubes, ganando la Copa Sudamericana.

En su natal Colombia, Calero era mejor conocido como bicampeón de liga y arquero de selección en múltiples ocasiones, defendiendo la camiseta del equipo nacional en seis Copas Américas, incluyendo la versión campeona del equipo sudamericano en 2001, donde fue suplente a Oscar Restrepo y jugando un partido en la competencia.

Nació en Ginebra, Valle de Cauca el 14 de abril del 1971. El conocido como "Cóndor," "Papá Pitufo," entre otros sobrenombres debutó en el profesionalismo con Sporting de Barranquilla en 1987, a la temprana edad de 16. Su carrera concluiría 24 años después, en México, con Pachuca, donde pasó once años defendiendo la valla del equipo Tuzo.

Posterior a su retiro del fútbol en activo, Calero permaneció cerca de la institución mexicana, convirtiéndose en el entrenador de porteros para Pachuca hasta que sufrió la trombosis que eventualmente le quitó la vida en noviembre del 2012. Cinco años antes, Calero fue intervenido de emergencia en septiembre de aquel 2007 al sufrir una trombosis venosa del brazo izquierdo, propiciada por un coágulo de vaso sanguíneo.

Para esta segunda recurrencia, pese a que el cuadro médico de Calero parecía mejorar en los días inmediatamente después de su admisión al hospital de la Ciudad de México donde recibió el bulto de su atención médica, Calero sufrió una regresión el 3 de diciembre, propiciando al Club Pachuca a lanzar el siguiente comunicado oficial: "A través del presente se informa que el estado de salud del Director Técnico de arqueros del Grupo Pachuca, Miguel Calero, es delicado-estable. Calero sigue con su tratamiento y practicándosele los estudios correspondientes."

Una posterior actualización declaró al arquero con muerte cerebral, entrengando el diagnosis irreversible. Los doctores que lo cuidaban comentaron la delicadeza del estado del futbolista, agregando que la muerte era "cuestión de tiempo."

Horas después, el arquero falleció. Lo sobreviven su esposa Sandra Fierro, sus hijos Juan José Calero y Miguel Calero Jr., su madre Blanca Rodríguez, así como sus hermanos Milton, Carlos, John Jairo y su familia extendida en México y Colombia. Calero adquirió la ciudadanía mexicana durante su carrera en el Pachuca, y su hijo forma parte de las fuerzas básicas del club.

Miguel Ángel Calero, que descanse en paz.