Universidad de Chile no cerró la guerra de goles y suma otra semana en el descenso
Universidad de Chile
Curicó remontó tres veces, Arias no sabe cómo ganar y la pesadilla laica se extiende: sacó dos puntos de los últimos dieciocho en juego.

Le costó de sobremanera a Universidad de Chile cerrar su compromiso ante Curicó. Y se le escapó en el minuto 90, cuando los torteros apelaban a todas sus armas de la ofensiva y Alfredo Arias, que sigue sin ganar, buscaba cerrarlo insertando más defensores a su esquema. Así mantuvo a los laicos en la zona del descenso, aunque ahora es penúltimo por la caída de Cobresal.

El primer aviso fue tortero y correspondió a Mauro Quiroga. Pero Johnny Herrera, cerrando sus dos rodillas, hizo el cerrojo y ganó el mano a mano. De inmediato avisó Carlos Suárez, con un tiro libre que casi se cuela. En ese momento, cuando pujaba mejor el visitante, Nicolás Oroz la estampó en el palo más lejano tras su carrera que nadie marcó. Fue solo el primero de seis gritos de gol de una jornada en que la galería vacía estuvo vacía.

Carlos Cisternas clavó en el palo un derechazo desde lejos y Carlos Espinosa igualó en una jugada que él mismo elaboró para tocar con Quiroga, quien vio a Matías Cavalleri en buena posición por la diestra. El chileno - argentino que hoy considera Reinaldo Rueda para La Roja centró perfecto y mejor estaba ubicado Espinosa para finalizar lo que construyó. Cisternas, que quería el propio, casi instala la ventaja al borde del entretiempo con un remate más arrastrado.

El artículo sigue a continuación

En la reposición volvió al gol Leandro Benegas cuando fue a buscar un córner de Oroz y le rompió el arco a Jorge Deschamps, que rápidamente se rehizo con un saque largo que conectó Quiroga y que Heber García concretó desde casi 50 metros. A Herrera se le soltó de las manos y los fantasmas retornaron a Ñuñoa.

210419 Curicó Universidad de Chile Mauro Quiroga Carlos Espinosa

Rodríguez, el defensa más goleador de la historia azul, castigó con un latigazo de diestra desde el carril central, fuera del área, y allí fue cuando Arias optó por cerrarlo: Quiroga estuvo a  poco margen de empatar a diez del término, con un cabezazo surgido de una pérdida en la salida de Oroz que Espinosa metió a la zona de remate. En el 90, Quiroga, por la misma vía que en su anterior llegada, le ganó a Rodrigo Echeverría -luego de otro centro perfecto de Cavalleri, que se sacó a Diego Carrasco con amague- y su definición en el segundo palo se confirmó como el 3-3 definitivo. 

Comentarios ()