Colo Colo se llenó de goles sin Paredes ni Valdivia
Carlos Succo/Colo Colo
Pese a la ausencia de sus dos figuras de la finalización, el Cacique sacó adelante una tarea que asomaba complicada contra Unión. No lo fue.

Colo Colo arrancó el campeonato local con presión porque venía precedido de cinco juegos de pretemporada consecutivos de los cuales había salido derrotado. Y lo hizo, ante Unión Española, sin su 10 ni su 9 titular. Jorge Valdivia y Esteban Paredes no se recuperaron y el esquema sufrió modificaciones estructurales. En vez de un volante creativo, Mario Salas optó por ubicar a Williams Alarcón y Gabriel Suazo una línea por delante de Esteban Pavez, el único hombre nominalmente en el corte y la destrucción.

La Furia Roja estuvo lejos de proponer una presión incesante en el primer tiempo. La visita se acomodó mejor y Suazo se encargó del primer aviso, pero su zurdazo pasó desviado. Con el ánimo de seguir intentándolo, el libre directo -también con la izquierda- de Pablo Mouche se confirmó como la apertura de la cuenta. El delantero llegado desde San Lorenzo aportó creatividad y se mostró por todo el frente de ataque. 

Ni un minuto de festejos tuvo el Cacique por la igualdad instantánea de Mauro Caballero, con un cabezazo asistido por Luis Pavez Muñoz desde la franja, pero el Comandante Salas, en su primera brega oficial, no decayó en la búsqueda y probó rotando por instantes a los extremos, apelando al tiro de distancia de Suazo y al desborde de Óscar Opazo. Hasta que en su primera opción del complemento Andrés Vilches recepcionó el pase de Julio Barroso y fusiló al Mono Sánchez a quemarropa, cinco minutos antes de llegar al doblete tras conectar el balón que un segundo antes no alcanzó a puntear Alarcón, el más adelantado de los mediocampistas que luego encontró en Jaime Valdés a su relevo, aunque con menos explosión pero con un tiro que obligó a Sánchez a volar.

El artículo sigue a continuación

No era la jornada de Vilches, mas quedó en el olvido ese primer lapso impreciso con el par de anotaciones que resolvieron todo. Es que Colo Colo nunca más marcó diferencias por los flancos y se resignó a la ventaja conseguida en ese arranque matador del segundo tiempo, y la Unión solo amagó a reaccionar con el descuento anulado a Caballero sobre la resolución, porque ni la necesidad de ir por el resultado los impulsó a expresarse mejor ofensivamente. Los de blanco se reactivaron con una chilena de Javier Parraguez, el cambio del centrodelantero que también busca una camiseta de titular.

El el debut oficial, Salas fue práctico, apostó por un cuadro albo fluido por los costados y sacó adelante una tarea que se asomaba complicada: reemplazar a su Mago y a su Tanque. En el horizonte más próximo, siempre mirando de reojo el debut internacional ante la Católica de Ecuador, aparece el actual subcampeón U. de Concepción el viernes.

Comentarios ()