Messi resucita al Barcelona en Sevilla (2-2)
LaLiga.es
Los hispalenses tiraron por la borda dos goles de ventaja; el argentino tuvo que salir del banquillo para salvar un punto del Sánchez Pizjuán.

La antesala de la Copa del Rey ha deparado uno de los partidos más emocionantes que se recordarán esta temporada. El Barça estuvo a punto de caer en el Sánchez Pizjuán, pero logró empatar con dos goles cuando el tiempo reglamentario estaba a punto de cumplirse. Enfrente estuvo un magnífico Sevilla que pese al dominio desplegado, acabaría lamentando su desacierto para cerrar el resultado.

ASÍ ESTÁ LA CARRERA POR LA BOTA DE ORO

El artículo sigue a continuación

El Sevilla dominó desde el principio con protagonismo de Banega, hábil tanto en las recuperaciones como en la asociación al contragolpe. Los once puntos de ventaja con los que partía el Barça hicieron que Valverde reservara a Messi para la Champions League, pero lo cierto es que ni Coutinho ni Dembelé generaron el mismo peligro que aporta el astro argentino. El esfuerzo de los hispalenses, precedido por dos contragolpes peligrosos, vio sus frutos en el minuto 36, cuando el “Mudo” Vázquez coló al primer toque una asistencia de Correa que dejó atónita a la zaga azulgrana.

Los culés no reaccionaron con la desventaja mínima ni en la reanudación, un escenario ideal para que el Sevilla hiciese el segundo. Transcurridos 50 minutos, Ter Stegen atajó un remate de Escudero pero no pudo hacer nada ante el rechace de Muriel, de nuevo con todo el espacio del mundo en su chut. La confianza local era tan evidente a esas alturas que Valverde no tuvo más remedio que incorporar a Messi. Sin embargo, los fogonazos del argentino no bastaban: los de Montella mantuvieron el control con rápidos contragolpes, y si todo lo demás fallaba siempre quedaban los cortes de Kjaer y Lenglet.

Al final el Sevilla no supo sentenciar cuando tocaba y lo pagó muy caro. El Barça empató la contienda a dos minutos del final: Luis Suárez se tiró con todo para rematar el 1-2 en saque de esquina, y en el minuto 89 igualaría Messi con un latigazo desde fuera del área. Todo un golpe moral a las aspiraciones andaluzas. A pesar de que los azulgranas salvaron la papeleta y prologan su imbatibilidad en Liga, 37 partidos ya, el cansancio acumulado podría pasarles factura frente a la Roma el próximo miércoles. Una cosa sí es segura: la final de la Copa del Rey será tan apasionante como este encuentro.

Comentarios ()