Real Madrid 3-0 Athletic: Benzema trae de cabeza a los leones
Getty Images
Los blancos resuelven el encuentro en la segunda mitad, ante un Athletic que pagó caro sus errores defensivos

El Real Madrid aprovechó tres errores defensivos del Athletic en la segunda parte para llevarse la victoria. Ante un rival sin pegada ni recursos, el conjunto blanco fue de menos a más gracias a un hat-trick de Karim Benzema, algo que no lograba desde diciembre de 2015.

Con la sensación de que la temporada ya está finiquitada desde hace varios meses, había pocas esperanzas en el Real Madrid de que el partido sirviera de algo. Zidane volvió a apostar por un 4-3-3 en el que solo destacó la “resurrección” de Jesús Vallejo, quien no era titular desde la debacle de Champions ante el CSKA en diciembre y esta vez cuajó una sólida actuación.

Al Athletic le bastó con meter más gente en el centro del campo y cortar el ritmo a base de faltas para frenar la creación blanca, si es que llegaron a planteársela. Solo hubo un remate a puerta y fue rojiblanco: un cabezazo de Raúl García a cinco minutos del descanso.

El artículo sigue a continuación

El panorama pesimista que volvía a cernirse sobre el Bernabéu, eso sí, se despejó nada más comenzar la segunda parte. Benzema sorteó la marca de Yeray para estrenar el marcador de cabeza, cuando aún quedaba gente por sentarse en el asiento, y en menos de cinco minutos se desató un vendaval de oportunidades blancas que no llegó a más. Tan claro era el dominio que algunos jugadores locales empezaban a recuperar la confianza. Todo lo contrario de un Athletic que se había cargado de tarjetas amarillas, lo que les hizo rebajar la intensidad.

Zidane dio entrada a Isco y Bale cuando el partido estaba por decidir. Su entrada coincidió con la reacción bilbaína, lo que provocó que la grada la tomara con el galés. Sin embargo, este forzó un saque de esquina del que llegaría el segundo tanto del partido: Modric pone el balón al interior del área, Herrerín calcula mal la salida y Benzema vuelve a marcar de cabeza. Un tanto que además desbarató los planes de Garitano al incorporar de golpe tanto a Aduriz como a Unai López.

Aunque Williams estuvo cerca de recortar distancias con un remate salvado por Navas, los blancos estaban más inspirados y Benzema logró el deseado hat-trick gracias a otro error de Herrerín, esta vez al no entenderse con los centrales y salir de su portería para dejarla vacía. Bale estuvo atento para darle la asistencia, convertida desde fuera del área. En una temporada de sinsabores, la buena noticia para Zidane es que ya sabe con quién puede contar y quién no para la próxima temporada. Y Karim siempre estuvo ahí.

Comentarios ()