Rayo Vallecano 1-0 Eibar: Embarba acaba con la crisis en Vallecas
LaLiga.es
Un solitario gol del extremo madrileño corta la racha de diez jornadas ligueras sin ganar del equipo franjirrojo.

El Rayo Vallecano ha conseguido acabar con una larga racha de partidos sin ganar en LaLiga (diez) al vencer por la mínima a la Sociedad Deportiva Eibar (1-0) con un gol de Adrián Embarba, que devuelve la alegría a las gradas de Vallecas y oxigena a un Míchel cuestionado por la peligrosa deriva que había tomado el equipo, terminando así con los tres partidos sin perder que encadenaba un Eibar que de ganar hubiese dormido en puestos europeos.

Pese a la victoria final, le faltan argumentos, muchos, al Rayo Vallecano para ser un equipo del todo fiable, un valor necesario en una competición tan igualada. A sus graves problemas defensivos, donde los centrales dan tres de cal por cada una de arena, se les añade la falta de ideas en la sala de mandos. El poderoso físico de Imbula no es acompañado por el talento de Óscar Trejo, que aparece con cuentagotas. Y el principal perjudicado es un Raúl de Tomás que no tiene más remedio que bajar muchos metros para recibir, siempre de espaldas, y buscar la carrera en vertical de Álvaro García. Los de Míchel, en definitiva, son un equipo plano y, especialmente, previsible cuando la segunda línea de ataque no participa en el juego.

Ante la ausencia del peruano Luis Advíncula por sanción, Míchel hizo un arreglo colocando a Emiliano Velázquez en el lateral derecho y, en consecuencia, invitando al Eibar a atacar el flanco izquierdo. Marc Cucurella ha conseguido confirmarse como una sensación real tras su gran partido contra el Real Madrid, siendo la salida de su equipo cuando quiso dar amplitud al campo y erigiéndose como primera espada cuando había que ser profundo en los ataques. Desde ese costado llegaron las mejores ocasiones del cuadro azulgrana, que se pudo marchar a vestuarios por delante en el marcador de no ser por un Stole Dimitrievski que obró el milagro sacando una gran mano a un académico cabezazo de Joan Jordán.

EMBARBA AGITA VALLECAS

El artículo sigue a continuación

La charla de Míchel al descanso hizo reaccionar a un Rayo Vallecano que en los primeros compases de la segunda parte llevó la iniciativa y cambió el guion de juego que dominaba un Eibar protagonista. Álex Moreno, por fin, contribuyó al juego de ataque y se dejó ver en zona de tres cuartos, asociándose con Álvaro García para generar problemas a Rubén Peña. En uno de los primeros intentos, el lateral desbordó a su par para poner un centro raso al primer palo que remató Adrián Embarba, llegando desde atrás y adelantándose a Iván Ramis para batir a Asier Riesgo.

La diana descolocó al conjunto armero, comenzando a precipitarse en la circulación de balón y cometiendo demasiadas faltas que cortaron el ritmo del partido. Tampoco ayudó las continuas pérdidas de balón que protagonizó como resultado del desorden que se generó. Ni la entrada de Kike García, usando dos referencias ofensivas, hizo que el Eibar inquietase a un seguro Dimitrievski bajo palos.

Los últimos veinte minutos fueron de angustia para un Rayo que acumuló inconvenientes. La amarilla de Imbula obligó a Míchel a tocar piezas y dar entrada a Gorka Elustondo en su lugar. El centrocampista duró poco más de un cuarto de hora en el campo, teniendo que ser sustituido por un problema muscular tras tirarle una patada a Cucurella con la que frenó un contragolpe. Los dos últimos cambios del técnico franjirrojo fueron para dar entrada a José Ángel Pozo, con la intención de mantener el balón en determinadas zonas del campo, y a Tito en el lugar de Raúl de Tomás, fortificando el sistema para defender con acumulación de hombres y asegurar tres valiosos puntos que dan mucho aire al conjunto franjirrojo.

Comentarios ()