PSG dejó sin respuesta al Bayern Munich
El conjunto parisino derrotó por 3-0 a los bávaros y se confirmó como el exclusivo puntero del grupo B en Champions League.

En la noche de la aparente reconciliación entre Neymar y Edinson Cavani, el PSG fue demasiado equipo para un Bayern Múnich incapaz de hacer valer su historia como grande de Europa y regresó a casa con un pesado 3-0 a cuestas que reafirma a los parisinos como un equipo a temer en esta Champions League.

Dos minutos tardó el cuadro de Unai Emery en ponerse en ventaja. Neymar generó la jugada por izquierda, sirvió para Dani Alves que arribó solo desde el otro costado y marcó para inclinar inmediatamente el partido en el lado local.

Cavani aumentó la ventaja al 31' a servicio de Kylian Mbappe. Lo más destacado vino tras el gol, cuando Neymar se acercó para abrazar al uruguayo, aparentemente poniendo fin a la guerra interna por el cobro de los penales. Los dos atacantes sudamericanos se repartirían los intentos de falta en el transcurso del partido.

El artículo sigue a continuación

Fue Neymar quien cerró la cuenta tras una gran jugada de Mbappe y la escena del segundo gol se repitió a la inversa, con Cavani acercándose para felicitar a su compañero.

En todo esto, el Bayern Múnich jamás apareció en el campo, víctima de su propia crisis -ésta deportiva y no de vestidor- y muy lejos del nivel que podría hacerlo candidato al título este año.

El PSG se afianza como líder de grupo y la tregua entre sus delanteros pone sobre aviso al resto de Europa.

Comentarios ()