Girona 1-1 Atlético de Madrid: Los de Diego Simeone se atascan en Montilivi
Getty
El tanto de Ramalho en propia puerta en el minuto 82, regalaba un punto a los de Diego Simeone.

El duelo entre Girona y Atlético de Madrid en Montilivi estaba marcado por las numerosas bajas en ambos conjuntos. Especialmente para el equipo madrileño que se presentaba con una línea defensiva plagada de ausencias a consecuencia de las lesiones. Tras el empate ante el Barcelona, los de Diego Simeone buscaban un triunfo en tierras catalanas que les sirviese para seguir enganchados a la lucha por el liderato. Los albirrojos por su parte, fijan su objetivo en puestos europeos.

Dominó el Atlético de Madrid en los primeros 45 minutos con un Girona totalmente encerrado atrás pero que jugó sus bazas con una defensa implacable. Pudo crear algunos problemas al conjunto visitante a través del contragolpe, pero el Atlético mantuvo bajo control estas situaciones. Pasada la media hora, llegaba la mejor ocasión para los rojiblancos en una jugada de combinación. Balón en profundidad para Diego Costa que cedía para Saúl, éste para Griezmann que se lo devolvía para culminar con un remate que salía despedido por el travesaño. A partir de ese momento, el Atlético de Madrid comenzaba a meterse en campo rival con mucha más facilidad y generando ocasiones de peligro. Pero cuando todo apuntaba a que el marcador se marcharía en tablas al descanso, una última jugada lo cambió todo. Intervino el VAR para determinar que la acción entre Oblak y Stuani transcurría en el interior del área. El flamante pichichi de la competición aumentaba su cuenta personal con el undécimo tanto que servía para que el Girona encarase los vestuarios con el 1-0.

Ya en el segundo tiempo, los locales tuvieron sus dos primeras ocasiones gracias a Granell. El guión se repetía, pero a diferencia de la primera parte, el Atlético de Madrid no encontraba oportunidades de gol. Diego Simeone no tardó en hacer cambios ante esta situación dando entrada a Correa. No todo fueron buenas noticias para un Girona que perdía por lesión a Bounou. El portero marroquí fue sustituido por Gorka Iraizoz a veinte minutos del final del encuentro. El navarro realizó una extraordinaria intervención tras un remate de Saúl, una mano salvadora que se ganó los aplausos de Montilivi. En la siguiente acción ya no pudo hacer nada. Diego Costa recibía un balón largo, solo ante dos defensores buscó el remate, pero fue Ramalho quien acabó colando el esférico en propia puerta que empataba el partido. El duelo se endurecía en los últimos minutos con continuas faltas y piques innecesarios.

Gelson Martins tuvo la última ocasión del encuentro, pero apareció Iraizoz para evitar la victoria de los madrileños. El Atlético de Madrid “pincha” en Montilivi y vuelve a quedarse sin los tres puntos a pesar de que realizó un buen primer tiempo. Son terceros a la espera de lo que hagan sus rivales directos.El Girona no pudo sumar los tres puntos tras un error de Ramalho que aun así deja a los catalanes más cerca de puestos europeos.

Comentarios ()