Insoportablemente River
festejo River Plate Binacional Copa Libertadores 22092020
Getty Images
Sin levantar el pie del acelerador, el equipo de Marcelo Gallardo tumbó a un Binacional que jamás entró en campo.

El equipo de Marcelo Gallardo una vez más cumplió con creces los objetivos en Perú, donde volvió a humillar a un bajísimo Binacional sin su jugador número 12, la altura. Desde el pitazo del árbitro ya se veía venir una noche complicadísima para el local: la diferencia futbolística fue notable a tal punto que ya a los diez minutos el Millonario merecía ir goleando.

Pasaron tan solo cinco minutos más para que Nicolás De La Cruz abriera el marcador y dejara en claro que tiene ganas de ser el "hombre vértigo" por excelencia, tras la salida de su amigo Juan Fernando Quintero. Lo de River fue frenético, con desbordes por las dos bandas y centros de Fabrizio Angileri en el primer tiempo, quien sabe que se le empieza a agotar la chance por la recuperación de Milton Casco, pero que quiere llevarse la consideración del DT.

Hoy River fue insoportablemente River. Un equipo que te asfixia, te golea, te humilla, no te deja jugar y todos hacen lo que tienen que hacer. Donde las individualidades se conjugan a la perfección para el desarrollo colectivo. 

Aunque desde la previa todos los ojos se posaban sobre Rafael Santos Borré- quien está a solo dos goles de superar la máxima marca goleadora del ciclo Gallardo liderada por Lucas Alario- no pudo sacarse las ganas y sí frenó su sequía Lucas Pratto. El Oso no dejó pasar esta chance inmejorable para volver a marcar luego de 29 partidos de sequía: tuvo dos y las mandó a guardar.

Matías Suárez siguió en el mismo sendero que en el partido ante Sao Paulo: exquisito. Julián Álvarez volvió a ratificar su carácter, una daga diferencial para ganarse su puesto entre los XI titulares. 

Ya no parece noticia destacar el despliegue de Ignacio Fernández en la mitad de la cancha, yendo y viniendo con pases precisos, aún más evidente contra un conjunto notablemente inferior. Enzo Pérez lo acompañó de memoria, con el trabajo silencioso e inteligente que lo caracteriza: no tuvieron ningún tipo de complicación. 

El artículo sigue a continuación

14 a 0 dio el balance entre los dos planteles. Y el arco sin goles traduce el gran nivel de los centrales, Pinola y Martínez Quarta no pueden aflojar porque atrás vienen el Sicario y el chileno. Armani fue el famoso "espectador de lujo" en un fútbol sin hinchas. 

Con el 4-2 que sufrió Sao Paulo hoy en Ecuador, la única medida para River en el grupo parecería ser Liga, verdugo millonario en Quito en el debut de esta edición. Pero River se muestra más River que nunca: un equipo que no sabe ser piadoso y al que Gallardo lo tiene suficientemente motivado para que, partido tras partido, todos tengan un motivo para lucirse. Insoportablemente Gallardo. Insoportablemente River.