Colo Colo renovó sus esperanzas a punta de un rendimiento sólido
Carlos Succo/Colo Colo
Óscar Opazo -por duplicado- y Carlos Villanueva marcaron la diferencia en el marcador ante San Luis. El albo presionó a Unión, el puntero.

Óscar Opazo y Carlos Villanueva, dos con muy pocos minutos en la presente temporada, asumieron el protagonismo ofensivo en Colo Colo y dieron cuenta de San Luis en el Estadio Monumental, uno que estaba cansado de los malos resultados. El Torta metió un doblete y el recién ascendido al primer equipo también convirtió, cuajó un gren rendimiento y luego salió con molestias físicas. "Dimos el 110%", dijo tras el pitazo final.

El equipo de Pablo Guede entró a jugarlo con cautela. Fue paciente, estudió a su rival y poco a poco encontró los caminos para noquearlo. En la primera chance de riesgo del local, Ignacio González contuvo un zurdazo potente de Esteban Paredes. Un minuto después, el formado en Macul volvió a lucirse ante el Tanque, esta vez con un achique.

La tercera fue la vencida. Opazo sacó un remate abierto tras la lucha de Villanueva en tres cuartos de cancha y el vuelo de González no fue suficiente. Pero se alzó como figura de todas maneras: antes del descanso amagó un intento de Jaime Valdés y mantuvo vivos a los suyos.

Pajarito siguió condujendo y uno de sus avances terminó en la sutileza de Villanueva (2-0). El otro que tuvo su oportunidad, Andrés Vilches, metió una asistencia para el derechazo cruzado y rasante de Opazo, quien confirmó una goleada que no logró empañar Sebastián Ramírez, que arremetía de cabeza ante un Agustín Orion certero y sólido, tal y como su equipo, que enmendó el camino a una semana de Universidad Católica y el regreso de Jorge Valdivia.

Comentarios ()