Paredes permite que Colo Colo pelee hasta la noche final
Esteban Paredes
Colo Colo
Tapia ya sacó 6 de 6, Paredes enriqueció su historia goleadora y Atlético Nacional dictará la suerte. Quedó segundo por diferencia de goles.

Colo Colo cumplió uno de sus objetivos irrenunciables del primer semestre de 2018: venció a Bolívar y llegó a la última fecha con chances de meterse en los octavos de final de la Copa Libertadores. Para aquello necesita vencer en Medellín al Atlético Nacional. O empatarle y esperar un triunfo del colista boliviano ante Delfín. El 2-0 en el Monumental reactivó sus expectativas y los 30 mil celebraron, como en múltiples noches, por Esteban Paredes. Dos goles suyos acabaron con el partido en el entretiempo.

El doblete del Tanque

El Cacique entró a la cancha en medio de fuegos artificiales y se retiró en plena fiesta desatada por su capitán. El 7 recibió de Gonzalo Fierro para anticiparse a Ronald Raldes, dejarlo en el piso y abrir la cuenta con un puntazo. La jugada nació de un pelotazo de Carlos Carmona. Siete minutos después, siempre en la primera mitad, confirmó su doblete tras ganarle el duelo a Pablo Perlaza y definir con tranquilidad. 22 en la Copa y leyenda.

Romel Quiñónez, de principio a fin, se consolidó como el amuleto de los dirigidos por Vinícius Eutrópio. Con el marcador en blanco evitó los festejos de Valdivia y Valdés. Primero al córner y luego, en doble instancia, salvando en el suelo. Y con la faena resuelta, ya con su equipo resignado y sin ideas para trascender, puñeteó a la esquina otro tiro ajustado de Pajarito. El blanco vive y el Girardot dictará el desenlace de su historia. 

El artículo sigue a continuación