Zidane, el entrenador que rompió una maldición de 60 años con sólo 18 meses de experiencia

Comentarios()
Getty Images
El Real Madrid jugará su segunda final de Champions League consecutiva. El técnico, clave. Algo que no se veía en Concha Espina desde 1959

ANÁLISIS

El Real Madrid está ya en la final de la Champions League de Cardiff. Todo un éxito para un equipo que todavía defiende su condición de vigente campeón de Europa. Y en los días posteriores se señala como principales responsables a los Cristiano Ronaldo –por sus ocho goles en los anteriores tres partidos-, los Isco Alarcón –por su gol y su magnífica actuación en el Vicente Calderón-, a los Karim Benzema –por su jugadón-, etcétera. Pero lo cierto es que pocos focos han iluminado la figura de Zinedine Zidane. Cuando seguramente el técnico francés tenga gran cuota de culpa en el éxito merengue.

Cuando Zidane admitió que no quería enfrentarse a la Juventus

No obstante, cabe recordar que el Real Madrid estaba zozobrando cuando el galo aterrizó en el primer equipo hace ahora año y medio. Y en este tiempo ha conquistado la Undécima, la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes, y se encuentra a tan sólo cuatro partidos de lograr un doblete histórico para los blancos, dependiendo de ellos mismos para conquistar Liga y Champions. Podrían ser cinco títulos en dieciocho meses, a una media de uno cada cien días. No está nada mal.

Zidane 2016

Final de la Champions League 2017: Fecha, lugar, equipos, TV y guía para el partido

De hecho, son registros históricos en el club blanco. Y es que el Real Madrid no gana un doblete de Liga y Champions desde el año 1958. Y es más, sólo hubo dos entrenadores antes de Zidane que lograsen jugar dos finales de Copa de Europa seguidas. Y el anterior fue Luis Carniglia en 1959, hace casi sesenta años atrás. En todo este tiempo, nadie antes lo logró: ni Miguel Muñoz, ni Luis Molowny, ni Vujadin Boskov, ni Vicente Del Bosque, ni Jose Mourinho, ni Carlo Ancelotti… Nadie, hasta que llegó Zinedine Zidane. Cuando apenas tiene dieciocho meses de experiencia en un banquillo de élite además.

Eso sí, ha sido tiempo suficiente –junto con su experiencia como jugador- para gestionar el vestuario blanco llevándolo al final de campaña con opciones a ganarlo todo. Es algo que todos los futbolistas merengues destacan: cómo Zidane ha sido capaz de naturalizar los malos momentos, relativizar los buenos, y mantener a todo el equipo enchufado durante nueve meses. De ahí su éxito. De ahí su incuestionable cuota de responsabilidad en la buena marcha de este Real Madrid.

Cerrar