Monchi: "Vuelvo al Sevilla porque es el mejor proyecto, no porque sea sevillista"

Comentarios()
Monchi vuelve a casa y ofreció su primera rueda de prensa para explicar por qué ha decidido regresar a Nervión.

Monchi vuelve a casa. El director deportivo de San Fernando regresa a su cargo en el Sevilla tras dos años en la Roma y ofreció su primera rueda de prensa. El exitoso técnico que cambió la historia del club de Nervión explicó los motivos de su vuelta a casa y cómo será su proyecto a largo plazo en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

El exitoso técnico que cambió la historia del club de Nervión explicará los motivos de su vuelta a casa, cómo será su proyecto a largo plazo en el Ramón Sánchez-Pizjuán y sus planes con algunas renovaciones importantes en la plantilla aún por cerrar.

"Tendrá mucho que decir en todos los ámbitos y decisiones del club, no sólo en el primer equipo. Le hemos presentado un proyecto de futuro que le ha convencido, será un director deportivo pero mucho más que deportivo. Hemos pensado para Monchi de cara al futuro, queremos que esté para construir el proyecto de crecimiento en estructuras e infraestructuras. Es importante contar con  su opinión más allá de en lo deportivo", explicó el presidente José Castro.

Las declaraciones completas de Monchi:

"Gracias a todos por estar aquí, es un día extraño, un día difícil de imaginar y que es complicado de explicar con palabras. Es un día que esperaba que llegara lo antes posible y se está cumpliendo. Agradezco al presidente, al consejo de administración, al director general y a todos lo que han contribuido en que pueda volver a mi casa. En segundo lugar, retrocediendo mucho en el tiempo me acuerdo de Don Roberto Alés porque si estoy aquí es por su culpa. Él me dio la posibilidad de ser director deportivo y sería desagradecido si no me acordara de él".

Le convenció el proyecto : "Estoy aquí no porque soy sevillista, que lo soy. No estoy aquí para salvar al club, no estoy aquí porque el Sevilla tenga un problema. El Sevilla es un club modélico. Estoy aquí porque en las conversaciones que he mantenido y el proyecto que me presentan coincide con el del Sevilla que quiero en el futuro. Me decían que querían que viniera para ayudar al Sevilla a crecer. Tengo el deber de revertir mi crecimiento personal en la Roma, a la que siempre llevará en el corazón, en el Sevilla, en el club que amo".

Su contrato es indefinido: "Tengo un contrato indefinido, sin ninguna duración establecida. Vengo convencido de que hay mucho trabajo por hacer, que hay muchas cosas nuevas que ya se han hecho, para aportar en el crecimiento sostenido que la entidad necesita. La última vez que me nombraron director deportivo duré 18 años y no tengo otra idea en la cabeza que no sea estar mucho tiempo. Quiero que el Sevilla esté en el sitio donde se pelean los títulos importante, ser campeón depende de detalles pero es más fácil si estar cerca".

Sus decisiones con las renovaciones: "Acabo de aterrizar, hasta el 1 de abril no empiezo a ejercer. Para hablar tengo que conocer y no voy a decir que mañana voy a renovar a Sarabia, Banega o Ben Yedder".

La destitución de Machín: "El club ha actuado como tenía que actuar con Machín, no podían esperar a Monchi, era absurdo que opinara en un tema que no tenía nada que ver. En las decisiones que ha tomado el club hasta hoy no he intervenido, aunque no me he perdido ni un partido ni he perdido el contacto".

No cree que vayan a vender el club a un inversor extranjero: "Yo en las conversaciones que he tenido con el presidente y con los grandes accionistas lo único que he percibido es ilusión por hablar de futuro. Ideas de crecimiento a nivel estructural, del estadio, de la ciudad deportiva. Los he oido hablar de futuro con ilusión. No he tenido la sensación de que vayan a vender sus acciones. Ellos también son sevillistas, sé que ellos van a tomar decisiones como sevillistas. Estoy tranquilo por lo que he escuchado, por lo que me han contado. Lo único que les pido es que si llega ese momento, actúen como sevillistas".

Respalda a Caparrós como entrenador y no lo descarta para el año que viene: "Mi entrenador es Joaquín Caparrós y sólo quiero ponerme al lado de él, que me vea como una herramienta para ayudarle en el día a día. Ahora mismo es pensar más allá y ahora mismo el Sevilla tiene un grandísimo entrenador. No lo descarto para nada, el Sevilla necesitará el año que viene un entrenador y Joaquín es un entrenador capacitado que tiene 500 partidos. Hablaré con Joaquín para conocer sus ideas y creo que sería absurdo descartarlo porque a día de hoy es el entrenador del Sevilla".

¿Por qué se marchó?: "Yo no me fui del Sevilla porque me llevara mal con nadie, hoy están los mismos que cuando me fui. Si he venido es porque eso no existía. Me fui del Sevilla y quiero que se entienda, me fui porque me estaba quedando atrás y necesitaba encontrar motivaciones externas. Me hacía falta abrirme y conocer otras situaciones para crecer, eso me animó a salir. Necesitaba aire, conocer otro mundo para crecer como profesional. Eso fue lo que fui buscando, busqué un puesto difícil, había muchas posibilidades y elegí un destino que me ayudó a crecer. Por fortuna he tenido que valorar la opción del Sevilla con otras opciones, con otras muy importantes, y he elegido el Sevilla por el proyecto deportivo. En Roma también era sevillista y trabajaba 24 horas para la Roma y ahora lo soy pero trabajando para el Sevilla".

La presión: "Es difícil estar al margen de las expectativas creadas. Sé que mi llegada se puede relacionar con una presión mayor en los objetivos que el club quiere conseguir, hay mucha gente que me ha dicho que me dice que me equivoco y que las segundas partes no fueron muy bien. Yo sé todo eso, lo he metido en la balanza y decido estar aquí. El Padrino II fue mejor que El Padrino I. Vengo de la Roma que, si hay algo, es presión. Creo que puedo manejar mejor la presión".

¿Más títulos?: "Imposible no es nada. Sin pecar de presuntuoso, el techo del Sevilla no tiene porque estar todavía cercano. El Sevilla en 2002 construyó una estructura deportiva en la que basó el éxito del futuro. Mucha gente aprendió del modelo del Sevilla y ha acortado la distancia. Aspiro a dar otro salto para seguir creciendo y marcar otra vez diferencias. Creo que todavía hay margen para crecer a nivel económico y deportivo"

¿Por qué eligió el Sevilla?: "Cuando el presidente me llama tras rescindir con la Roma, lo que quería es saber qué querían de mí y lo que me dijeron, me gustó. Si lo que hubieran dicho no me hubiera gustado, sería sevillista pero no estaría aquí".

Mensaje a la afición: "Gracias porque es difícil sentirse tan querido como yo. Luego ellos saben que tiempo, dedicación y trabajo no va a faltar, que no miren al pasado y se olviden de leyendas urbanas".

Su experiencia en Roma: "Los dos años vividos en Roma no los cambio, cometí un error de novato, hubiera necesitado conocer mejor la situación del club. No me arrepiento de haber tomado la decisión porque me han servido para crecer a nivel personal y a nivel profesional y será un club que tras el Sevilla y el San Fernando, querré siempre"

No tuvo oferta del Real Madrid pero sí del Arsenal: "No he tenido ninguna oferta del Real Madrid, ha habido otras cosas. Si lo hubiera tenido hecho con el Arsenal no estaría aquí. Agradezco su interés, quizás ha sido el club que ha mostrado más interés"

El próximo derbi: "Tenemos un derbi el día 13 y no creo que pueda aportar mucho en el campo. Intentaremos transmitir que los derbis se ganan con el corazón pero, sobre todo, con la cabeza y ojalá pueda seguir con mi trayectoria en los derbis que es bueno".

¿Dejará el Sevilla de vender a sus estrellas?: "Queremos hacer un proyecto ganador, queríamos hacer una plantilla por encima de nuestras posibilidades y por eso vendíamos. No hay que tener miedo a vender jugadores pero analizando pros y contras y situaciones de mercado. Vende todo el mundo, al final es cuestión de pros y contras. Es un club saneado y que tiene unas limitaciones. Si queremos continuar con las plantillas del nivel de la actual, hay que continuar con las ventas".

Cerrar