Sergio Ramos, de las casetas de Sevilla a su verdadera casa en Concha Espina

Comentarios()
Getty Images
El capitán del Real Madrid se vuelve a medir a su ex equipo después de toda la polémica en el mes de enero. Este domingo nada será igual

OPINIÓN

El Real Madrid recibe este domingo al Sevilla en un partido clave para la carrera por el título de Liga. Una final adelantada, prácticamente. No hay margen para el error, siendo la penúltima jornada del campeonato. Y además, son muchas las cuentas pendientes entre ambos clubes. Porque el Real Madrid fue verdugo de los hispalenses en la Supercopa de Europa y la Copa del Rey, mientras que el Sevilla fue quien acabó con el récord de partidos invicto (40) del equipo blanco, con aquella victoria liguera en el descuento ante un Sánchez Pizjuán encendidísimo. Unos duelos allá por el mes de enero donde Sergio Ramos fue el sonado protagonista.

Cuando Zidane admitió que no quería enfrentarse a la Juventus

Sergio Ramos Real Madrid Sevilla UEFA Super Cup 08092016

Final de la Champions League 2017: Fecha, lugar, equipos, TV y guía para el partido

Por el penalti que tiró a lo Panenka en Copa. Por la celebración posterior ante los Biris señalándose las orejas y el dorsal. Por sus declaraciones posteriores, declarándose una vez más sevillista, a la vez que recriminaba su comportamiento a los Biris. Por la nula respuesta posterior del Sevilla como institución. Por el infernal ambiente para el siguiente Sevilla-Madrid en el Pizjuán esa misma semana, que terminó con victoria hispalense y Sergio Ramos marcándose gol en propia puerta… Fue sin duda la semana del ‘affaire’ entre el de Camas y el club de su infancia.

Este domingo todo será diferente para el capitán español en el Real-Sevilla. Principalmente, porque el partido se disputa en el Santiago Bernabéu, su verdadera casa, donde ya nadie se atreve a discutir a un Sergio Ramos que está cuajando una temporada colosal. El central blanco ha seguido declarando su sevillismo a los cuatro vientos en estos cuatro meses que han pasado. Pero en Madrid lo entienden a la perfección, y le respetan igualmente. Su corazón y su cabeza están en Concha Espina, aunque sus raíces sigan estando en Sevilla, a donde va siempre que puede. La última vez, hace una semana, donde se dejó ver por las casetas de la Feria de Abril. Esta vez, el domingo hay otra copa distinta de por medio y nada tiene que ver con los rebujitos del Real de la Feria: la copa de La Liga, nada menos. Y con Ramos como protagonista de nuevo.

Cerrar