Rojo y su reivindicación: de la roja en la Copa América a hacer gritar a los argentinos

Comentarios()
Getty
Marcos había hecho su único gol en el Mundial pasado, justo ante el mismo rival que en 2018. En el medio, la expulsión en la final de 2016.

Jugador de Selección. Es la descripción perfecta para Marcos Rojo. Un jugador de partidos importantes. De esos que no te falla. Y por eso le pesaba tanto la final de 2016. 

En el Mundial 2014 hizo el primero de sus tres goles con la camiseta de la Selección argentina (el restante fue ante Paraguay, en la Copa América 2015). Justamente ante Nigeria y justamente en el tercer partido de la fase de grupos. El contexto era totalmente diferente, claro: Argentina estaba clasificado. En 2018 estaba afuera. Estaban haciendo un papelón. 

En 2016, en la Copa América Centenario de Estados Unidos, Marcos se fue expulsado cuando el partido lo dominaba Argentina y cuando Chile ya estaba con diez hombres por la roja a Marcelo Díaz. "Me sentí responsable y le pedí disculpas a Leo por eso", explicó el defensor. El equipo nacional perdió por penales después de eso. 

La historia de Rojo cambió para siempre con la Selección. Tuvo una lesión y trabajó para recuperarse a tiempo. Llegó. Está en Rusia. Se ganó la titularidad. Hizo el gol que más gritaron los argentinos en los últimos años. 

Cerrar