Quién es Diego Dabove, el DT del sorprendente Godoy Cruz escolta de la Superliga

Última actualización
Comentarios()
Una lesión lo retiró joven, tuvo una larga carrera como entrenador de arqueros y el del Tomba es su primer desafío al frente de un plantel de Primera.

Desde que ascendió a Primera a mediados de 2008, Godoy Cruz se caracterizó por elegir entrenadores debutantes o desconocidos por el grueso del pueblo futbolero. En esta década, el Tomba les dio la posibilidad de hacer su primera experiencia en la máxima categoría del fútbol argentino a DTs como Diego Cocca, Martín Palermo, Jorge Almirón u Omar Asad. Y desde enero de este año se sumó a esa lista Diego Dabove, quien asumió en reemplazo del uruguayo Mauricio Larriera (otro nombre por fuera del radar habitual) y convirtió un equipo que navegaba en el pelotón de la mitad de la tabla en la sensación de la Superliga.

El fixture de Godoy Cruz: qué partidos le quedan al Tomba en la Superliga

La elección de la dirigencia del conjunto mendocino sorprendió a quienes no siguen de cerca el día a día del club: el nombre de Dabove no es desconocido en el ambiente, pero siempre se lo asoció a su trabajo como entrenador de arqueros, profesión en la que se desempeñó durante 17 años, y nunca a la conducción de planteles. Sin embargo, su designación no fue para nada azarosa. El técnico estaba al frente de la Reserva del Bodeguero desde principios de 2017, había conseguido buenos resultados y logró asentar a varios juveniles con muy buena proyección, por lo que su llegada a la Primera fue una consecuencia lógica del trabajo planificado.

Nacido el 18 de enero de 1973, Dabove se crió a pocas cuadras de la cancha de Banfield, pero era hincha de Boca y jugaba al fútbol en Lanús, donde hizo todo el camino formativo desde infantiles hasta la Reserva. En esa época, mientras admiraba las atajadas de Luis Islas y Hugo Gatti, ya empezaba a asomar el futuro DT: anotaba todas las formaciones en una carpeta y hasta iba a espiar a los contrarios. "Cuando jugaba en Quinta o Sexta y nos tocaba libre, me iba a ver al rival de la siguiente fecha", contó a principios de este año en una entrevista con el diario Clarín. Sin embargo, en tiempos en los que el arco del Granate era propiedad exclusiva de Carlos Roa, nunca llegó a debutar en Primera: apenas sumó algunos partidos en el banco de suplentes.

Así, en 1995 pasó a Dock Sud y comenzó una carrera profesional que lo llevaría por distintos clubes del Ascenso, hasta que una lesión en el hombro que sufrió en 2000, cuando jugaba para Deportivo Riestra, lo obligó a retirarse. Tenía apenas 27 años. A pesar de lo sucedido, el final de su carrera no fue traumático para el arquero: sólo dos semanas después de colgar los guantes se sumaría al cuerpo técnico de Miguel Ángel Russo (quien lo había tenido como jugador en Lanús) en Los Andes y comenzaría su trabajo como entrenador del que había sido su puesto en la cancha.

Diego Dabove Godoy Cruz 2018

Durante los 17 años siguientes, su trabajo se enfocaría exclusivamente en el arco, con excepción de un partido en 2003 en el que estuvo a cargo de dirigir a Lanús de manera interina (empate 1-1 contra Talleres en la última fecha del Clausura). Durante todo ese tiempo, Dabove trabajó con distintos entrenadores y pasó por cuatro de los cinco grandes: estuvo en 2004 en Boca con Miguel Brindisi, pasó por River en 2009 con su amigo Néstor Gorosito, llegó a Independiente en 2012 de la mano de Américo Gallego y se consagró campeón con Racing junto a Diego Cocca en 2014. Además, estuvo en la Selección de Bahréin con Sergio Batista en 2015.

El artículo sigue a continuación

"Trabajé con entrenadores de camadas diferentes. De cada uno vas sacando esas riquezas que aparecen solamente en el día a día. Pero hay dos entrenadores que me marcaron mucho: Miguel Russo y Pipo Gorosito, que es como un hermano. Yo vivo del fútbol, mi casa está llena de papeles de Godoy Cruz. Soy apasionado y obsesivo. Pero tampoco soy Bielsa", reflexionó en aquella entrevista con Clarín. Consciente de que se encuentra en un trabajo que requiere una reinvención constante, Dabove hasta se encarga de editar en su casa los videos que le muestra al plantel, tanto de partidos propios como de los futuros rivales. 

Su trabajo al frente de Godoy Cruz rindió frutos de inmediato: desde que asumió el DT, ningún equipo de la Superliga sumó tantos puntos como el Tomba. En los 11 partidos en los que dirigió al equipo sumó ocho triunfos, dos empates y apenas una derrota (contra Racing, en la fecha 17), convirtió 20 goles y le marcaron apenas siete. Así, a cuatro fechas del final del campeonato, el conjunto mendocino marcha segundo, a cuatro puntos de Boca, y sueña con dar el batacazo. 

Sin embargo, Dabove todavía no quiere ni siquiera hablar de la posibilidad de renovar su contrato con el club, que vencerá en diciembre: "Primero quiero leer 'Godoy Cruz, clasificado a la Copa Libertadores'. Una vez que eso suceda, estaré más tranquilo y podremos conversar de apuntar a otras cuestiones", le dijo la semana pasada al diario Los Andes. Porque así se manejó siempre: sin saltar ninguna etapa. El método, está claro, le da resultados.

Próximo artículo:
Jorge Luis Pinto fue presentado al plantel de Millonarios
Próximo artículo:
La pelota parada, el karma de River
Próximo artículo:
Por qué Chicharito, Herrera, Guardado y otros 'europeos' no vienen a la Selección mexicana
Próximo artículo:
La fórmula que tiene Sergio Ramos para afrontar sus miedos
Próximo artículo:
Copa América 2019: formación, figura, plantel y todo lo que hay que saber de Argentina
Cerrar