"Nos dieron una lista de periodistas y personalidades a los que había que presionar"

Pep Guardiola Joan Laporta Barçagate Carlos Ibañez Josep Maria Bartomeu BarcelonaGetty Images / Catalunya Ràdio

I3Ventures, la empresa que trabajó por el Barcelona entre 2017 y 2020, tenía entre 40 y 50 perfiles en Twitter que se dedicaban a atacar a personas críticas con Josep Maria Bartomeu y su junta directiva. Así lo contó V.V., ex trabajador de la compañía, en su declaración como testigo ante la magistrada del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, Alejanda Gil, que instruye la causa del 'Barçagate', la contratación por parte del Barça de dicha empresa, que difamó a través de las redes sociales a exdirectivos del club, a exjugadores como Xavi Hernández o Carles Puyol, exentrenadores como Pep Guardiola, candidatos a la presidencia, empresarios, periodistas, políticos e incluso a algún jugador de la plantilla como Gerard Piqué.

Según la declaración del ex empleado a la que han tenido acceso Goal y la SER Catalunya, "teníamos cuentas troll que publicaban tanto a favor de la junta como en contra de precandidatos o personalidades. Eran muchas. No siempre las mismas, porque Twitter las suspendía. Una era Robert Serra, otra Sergi con un apellido. Había varias, no recuerdo el nombre de todas". V.V. explicó cómo fue conocedor de las personas que había que atacar en las redes. "Recuerdo una reunión en la que estuvimos presentes Carlos Ibáñez, Jaume Masferrer y un servidor, donde nos dieron una lista con periodistas y personalidades a las que había que presionar. Era una lista de personas y periodistas contrarios, supuestamente según el cliente, a la junta de Bartomeu", declaró. Preguntado por la manera en la que se presionaba, el ex trabajador de I3Ventures contó que "se optó por presionarlos cada vez que una de estas personas publicaba un tuit. El objetivo era que tuviera muchas respuestas negativas. En el caso de Víctor Font también se ejerció esa presión".

A Víctor Font, candidato a la presidencia del club, le siguieron de cerca. "Fuimos a la presentación de la precandidatura del señor Víctor Font como público. Allí lo que hicimos fue sentarnos a escuchar qué era lo que proponía el señor Víctor Font para tener información de qué iba su precandidatura", contó. Con qué objetivo? Beneficiar al candidato de Bartomeu: "Debíamos saber de qué líneas discursivas teníamos que tirar para contrarrestarle y hacer que la imagen de Bartomeu o de la junta fuera mejor que la de Víctor Font".

Pero no solamente el candidato a presidir el Barcelona sufrió ese ataque en las redes. También lo tuvieron otros miembros del entorno barcelonista con una relación lejana a Bartomeu, como Pep Guardiola, el actual presidente Joan Laporta o el empresario Jaume Roures. "Teníamos la directriz de a quién mencionar y a quién no. En el caso de Guardiola, sabíamos que no tenía buena relación con la junta directiva y era uno de los objetivos", dijo el ex empleado. "Cuando salió la problemática que tuvo el Reus Deportiu, que entonces estaba dirigido por el señor Oliver, nos pidieron vincularlo a Joan Laporta. Fueron directrices de la empresa por parte de Carlos Ibañez", explicó V.V., que también puso un ejemplo de ataque a Roures: "Las directrices eran resaltar todos los problemas de la persona Jaume Roures. Por ejemplo, recuerdo una sentencia en Miami, creo, que nos dijeron de compartirla y buscar la forma de viralizar el contenido negativo hacia la persona".

Uso de bots para manipular encuestas

Pese a que inicialmente no se había hablado de cuentas robotizadas -bots-, el ex trabajador de I3Ventures explicó ante la jueza Alejandra Gil que la empresa contratada por el Barcelona también intervino en varias encuestas digitales para cambiar el sentido del voto. "Es cierto que de forma puntual se utilizaban estas herramientas para intervenir encuestas. Un ejemplo gráfico. El Mundo Deportivo hacía una encuesta de si estás a favor de Bartomeu o de si te ha gustado cómo ha jugado el equipo esta tarde. Si la respuesta no era lo que considerábamos que el cliente buscaba, lo que hacíamos era hinchar con bots la opinión contraria", reconoció en sede judicial.

El intermediario no firmó nada ilegal

También declaró ante la jueza el empresario Jaime Malet, propietario de la compañía Telampartner. Él fue quién intermedió para que Bartomeu y Carlos Ibáñez, propietario de I3Ventures, se conocieran y cerraran el negocio. En la única reunión en la que estuvieron los tres no se habló ni de crear perfiles en las redes sociales ni de atacar a nadie. "Si eso hubiera pasado en mi despacho, la conversación se habría terminado inmediatamente, porque no lo hubiese tolerado, ni hubiese trabajado nunca para una empresa que hace cosas que rozan no ya la ilegalidad, que es algo que tiene que decidir la justicia, sino la ética", comentó Malet ante la magistrada. "Nunca se habló de eso. Siempre se habló de mejorar la imagen del club en las redes sociales, de protegerse de los ataques como puede tener cualquier otra entidad en Twitter. Nunca se habló de publicidad negativa o ataques a otros, jamás", insistió el empresario, que acabó cobrando por la intermediación 368.027,56 euros, el 15% del acuerdo entre I3Ventures y el Barcelona.